El síndrome del periodismo del avestruz

“No escondas la cabeza bajo tierra como el avestruz” es lo que le dicen al que rehuye una situación peligrosa o no se enfrenta a un problema. Y este síndrome es lo que no dejo de percibir en muchos de mis antiguos compañeros de profesión, los periodistas, sobre la situación del social media y el estado de amor/odio a la que se ven abocados.

Últimamente he impartido algunos seminarios sobre herramientas 2.o para periodistas y, en cada ocasión, he visto cierto excepticismo en sus miradas. Incluso, en ocasiones, cierta sensación de superioridad del periodismo tradicional hacia el hecho de que, en Internet, cualquiera pueda convertirse en generador de información. Siempre les contesto con un sencillo ejemplo. Si las empresas en España y sus agencias de comunicación ya no solamente convocan medios tradicionales sino también hacen eventos para bloggers y les envían información más o menos personalizada; ese simple hecho debería hacerles reflexionar sobre el cambio que se está produciendo. También les comento que aquí la cosa va lenta pero que fuera de nuestras fronteras el asunto está más adelantado. Nada, me siguen mirando como si les hablara de una moda pasajera. El papel, eso es lo único que vale, lo demás es un juego. Parece que no quisieran ver que el panorama ha cambiado.

El próximo lunes Servimedia y Estudio de Comunicación presentan el estudio “Los nuevos periodistas, la Web 2.0 y la Responsabilidad Social”. Desgraciadamente no podré asistir, pero amablemente me han adelantado algunos matices. Para el análisis se entrevistaron 305 futuros periodistas que cursan estudios en 21 universidades españolas. Entre las conclusiones destaca que más de un 90 por ciento de los futuros periodistas usan redes sociales, casi todos (un 80,7 del total de los entrevistados) a diario. Hasta aquí normal por el segmento de edad al que pertenecen y su respuesta estandar al comportamiento del internauta español. Sin embargo el índice de credibilidad que conceden a estas páginas es notablemente inferior al que dan a los MMCC tradicionales, especialmente las agencias de noticias, que se llevan la mejor nota.

Mi pregunta es ¿por qué nuevas generaciones más afines al social media siguen saliendo de la facultad de periodismo con ese sentimiento? ¿Saben realmente cómo funciona un medio, una redacción hoy en día? ¿Saben en qué consistirá su trabajo si tienen la suerte de ser contratados? ¿Se plantean los cambios que se están produciendo en el modelo de negocio de los MMCC?

Veamos algunos datos: Leemos en PRNoticias:

“Las redes sociales se han convertido en una obsesión para los medios de Comunicación. Ya sea como moda o como estrategia de negocio lo cierto es que ya el 75% tiene perfil en Facebook y un 76% posee una cuenta en Twitter.

El estudio ‘Los medios españoles de información diaria en internet’, realizado por Vector Software Factory (Vector SF), refleja que la creciente importancia de las redes sociales como espacios que aglutinan buena parte del tráfico en internet, han llevado a los medios online a captar usuarios en este tipo de ámbitos. De hecho, ‘su participación es el principal argumento de diferenciación con las estrategias tradicionales de difusión y comercialización de la información’, indican”.

Otro dato: El nuevo motor de búsqueda de Google, Caffeine, que ya está en pruebas (generando dolor de cabeza a más de uno al cambiar resultados en búsquedas) y que ofrece una nueva visión dando mucha más fuerza al contenido generado por los usuarios y haciendo que tenga mucho más peso lo que el resto del mundo dice sobre nosotros. Esto da pie a que pensemos un rato, un rato largo…

Un último dato: Se ha presentado el Estudio sobre Periodismo Digital 2010. En el informe han colaborado un total de 774 periodistas, seleccionados entre varios soportes (periódicos, revistas, radio, TV, blogs…) de 15 países (Alemania, Bélgica, Brasil, España, Estados Unidos, Europa del Este, Italia, Países Bajos, Reino Unido y Suecia). Aunque es el tercer año que se realiza este estudio, es el primero que se hace a nivel global, ya que en las dos primeras ocasiones el estudio se centró en Europa.

Aquí dejo el estudio completo para el que quiera estudiarlo en profundidad.

Algunas conclusiones del estudio:

  • El 48% de los periodistas españoles encuestados confirman que siguen teniendo una mayor audiencia en sus canales tradicionales (formato impreso o audiovisual), aunque este porcentaje era mayor en el estudio realizado el año pasado, donde el 64 % de los periodistas confirmaban tener una mayor audiencia en sus canales tradicionales. En el estudio de 2010 un 29% de los encuestados ya solo publica online, y un 21% afirma que tiene una mayor audiencia en el formato online.
  • Los contenidos online ofrecidos por los medios encuestados son sobre todo blogs (60%) escritos por periodistas, comunidades de foros y debate, y Twitter, ambos con un 40%. También ganan cuota los formatos como la televisión online y videoclips y las aplicaciones para móviles, ambos con un 29%.
  • El punto más negativo de la encuesta llega cuando hablamos de la formación, donde el 63% de los encuestados afirma no haber recibido ningún tipo de formación para ayudarles a crear nuevas formas de contenido mediático. Solo un 27% confirma haber recibido formación sobre redacción para web.

Sinceramente considero que los periodistas más “tradicionales” en su forma de pensar deberían reflexionar seriamente sobre el fenómeno del social media más allá de que sus hijos charlen en facebook o tuenti y por ello le quiten importancia. Se trata de algo mucho más serio y profundo y que marca una tendencia social de comportamiento tanto a nivel individual como profesional y empresarial. Internet no es un enemigo, es un aliado si entienden el fenómeno y aprenden a aprovechar las oportunidades que nos brinda a todos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.038 seguidores