Sobre la calidad de la enseñanza periodística

Me acabo de encontrar con un estudio sobre la calidad de la enseñanza periodística que me ha llamado mucho la atención. Para evitar interpretaciones, reproduciremos textualmente la noticia:

“La Asociación de la Prensa de Madrid reflexiona acerca de la calidad de la enseñanza en el periodismo y para ello cuenta con un estudio realizado por el centro ESADE, estudio que se ha centrado en la valoración de la calidad en los centros de enseñanza, contando con la valoración de los propios centros y de los alumnos. También incluye una comparativa con la percepción que tienen los centros europeos sobre lo mismo.

Según este estudio, los centros (un total de 12 universidades de toda España) valoran positivamente su calidad en cuanto a los siete puntos que recoge ESADE: teoría, contenidos base y entorno, formación específica por medios, por géneros y técnicas, periodismo especializado, técnicas y habilidades y equipamientos, recursos al alumnado y otros aspectos. En general, como apuntaban algunos de los asistentes, los centros andan sobrados de autocomplacencia, puesto que la nota media que se autoimponen en calidad supera el notable y de cara a medio plazo esperan llegar al sobresaliente. Sin embargo, los alumnos, no les conceden más que el aprobado.

Tampoco los europeos están tan encantados de conocerse como los centros españoles, no valoran su calidad de manera tan excepcional aunque también se mueven en el notable.

El estudio es una iniciativa interesante pero los profesionales periodistas y docentes encuentran carencias en el mismo. Falta el punto de vista del profesorado, de las empresas contratadotas, falta valorar si la enseñanza que se imparte tiene que ver con el mercado laboral y faltan indicadores cuantitativos.

Tras la exposición del estudio surgió el debate en la APM. Los profesionales aprovecharon la reunión para hablar sobre el mercado actual periodístico, que pese a estar en expansión se enfrenta a una crisis económica y sobre las perspectivas que tienen los profesionales dentro del mismo, especialmente la nueva horneada que acaba de salir de las aulas.

Volviendo a uno de los temas del estudio, la formación especializada, se llega a la conclusión de que en la Universidad no se le da importancia a la especialización, dejando esto para los masters privados. Respecto a esto se generó también polémica, puesto que para unos los masters son en respuesta a falta de adecuación entre lo que se imparte en las facultades y lo que reclaman las empresas de información, mientras que para otros tienen un afán recaudatorio y de selección ideológica de periodistas por parte de los medios.

Las conclusiones generales a las que llega el estudio es que existe un nivel de compromiso de centros españoles e internacionales en cuanto a calidad, que hay una diferente valoración de calidad según los centros y los alumnos, la convergencia de valoración de la importancia de temas, la preocupación que existe por actualizar conocimientos y la necesidad de aplicar herramientas antes de aplicar Bolonia de manera que la enseñanza no quede degradada.”

¡Bonito planteamiento, válgame DIos!

Aunque algo ha evolucionado la universidad desde mi paso por sus aulas allá por los tiempos en los que los créditos solamente los daban los bancos, sigo viendo, año tras año, cómo vienen preparados los titulados universitarios en general y periodistas en particular. El mal sigue siendo el mismo que hace 20 años, mucha teoría, mucha historia y muy poco contanto con la cruda realidad.

Todavía recuerdo mi postgrado en California allá por el año 1992 y ver cómo allí había canal de TV del campus, varios periódicos y emisoras de radio en los cuales los alumnos de periodismo y de otras disciplinas ponían en práctica “real” sus conocimientos. Mi cara debió ser muy parecida a la del “paleto” que en las comedias cinematográficas españolas de los 60 llegaba a la capital y abría mucho la boca viendo “la gran ciudad”. ¡Qué gran relación entre la empresa privada y la universidad! ¿cómo era aquel campus un auténtico huerto en el que las empresas buscaban talento!

Tantos años después, muy pocas universidades españolas, públicas o privadas, pueden presumir de un despliegue de oportunidades mínimamente semejante. ¿Problemas presupuestarios, problemas de concepción? cada cual opine a su gusto.

Por mi experiencia en conversaciones con alumnos, estos se encuentran muy solos. Somos las escuelas de negocios las que tendemos una mano entre la empresa privada y ellos y les ayudamos a integrarse en la rueda.

A pesar de tanta reforma educativa… y de proyectos universidad-empresa muy encomiables ¿Para cuando un marco en el que se entienda que la universidad debe preparar profesionales y no meros teóricos? ¿Para cuando una verdadera simbiosis entre el mundo de la empresa privada y el mundo universitario. Ahora llega el Tratado de Bolonia y las universidades lanzan masters con expectativas de interesantes ingresos ¿Serán esos docentes universitarios capaces de formar profesionales y de cumplir los objetivos que conlleva un master…? No olvidemos que un master se cursa por una decisión profesional, no académica; que un master es una herramienta para lograr alcanzar un objetivo laboral y que, por supuesto, es una inversión que debe ser amortizable ¿Eso lo entiende así la universidad?

Anuncios

Acerca de Joaquín Mouriz Costa
Profesional de la comunicación corporativa en el ámbito de las TIC. Relacionado con las nuevas tecnologías desde 1996. Director de comunicación de la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI) hasta 2011. Desde el año 2003 profesor de comunicación en másters postgrado y executive. Actualmente Director de Comunicación, BNP Paribas Personal Finance (CETELEM) España. Emprendedor por naturaleza, así que seguiré evolucionando en todo aquello que suponga un reto profesional.

2 Responses to Sobre la calidad de la enseñanza periodística

  1. Lorenzo Luarco says:

    Se trata de un mal endémico de este país ¿Soluciones? Creo que la única sería, como tú bien has nombrado, la introducción del capital privado en la universidad pública. La creación de cátedras patrocinadas por empresas. Pero ¿Es eso posible realmente en España?

    Un saludo y enhorabuena.
    Lorenzo Luarco

  2. José Antonio says:

    ¿Por qué nos empeñamos tanto en la universidad? ¿Por qué no un verdadero impulso a la formación profesional? Quizás tenemos demasiados licenciados universitarios y pocos técnicos. Es una reflexión.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: