Clipping

Hoy hemos tenido clase en la Escuela Europea de Negocios y uno de los temas que hemos tratado ha sido el “clipping”. He notado algunas caras extrañas cuando he comentado la comparación de los impactos en medios de comunicación de una empresa recopilados, frente al valor que tendrían esos mismos espacios y tiempos consumidos en MMCC si se hubiera tratado de publicidad.

Bien es verdad que después de intentar diferenciar la comunicación de la publicidad hacer esa comparación puede resultar extraña. Bien. Intentemos aclarar algo más esta costumbre. Recurramos a la Red y busquemos en la muy útil Wikipedia una definición de “Clipping”:

Clipping es una voz inglesa que se traduce como compendio, resumen, recopilación. En España se utiliza para designar la colección de artículos de prensa en que una empresa determinada ha aparecido en forma de noticia.

Con el actual desarrollo de los medios informativos, en la era de la sociedad de la información, el clipping se puede realizar ya no solo en formato papel, sino también digitalizado. La importancia de esta acción de comunicación se ve incrementada con el desarrollo de Internet y la aparición del fenómeno Blog.

Las agencias de comunicación, en sus servicios de gabinete de prensa, no solamente realizan el clipping para justificar la importancia del trabajo realizado, ni tampoco para hacer ver al cliente que lo que pagan por sus servicios merece la pena. Todo esto es cierto, pero la cosa va más allá.

Poseer una medición de la relevancia de una empresa en medios de comunicación ayuda a calcular, de alguna manera, el valor de la imagen generada para la empresa. No podemos olvidar, como siempre decimos en clase, que la imagen corporativa es un intangible al mismo tiempo que debe ser entendida como un verdadero activo.

Aunque no puede compararse la efectividad de la publicidad (que el público recibe como bombardeo constante) con el tratamiento de la empresa como contenido informativo generador de transparencia y credibilidad, se trata de una manera de medir el peso que tiene una empresa en los medios.

Pero el clipping no debe entenderse como algo “al peso”. No es lo mismo calidad que cantidad. Conseguir cantidad usando los medios de internet como fuente inagotable de impactos, no significa que esos impactos hayan llegado a los públicos que verdaderamente nos interesan. La calidad de los impactos en medios en mucho más importante. Debe obedecer a una estrategia meditada y a un trabajo sistemático y sostenido en el tiempo. Sin olvidar una máxima ineludible: “Si la empresa no genera noticias, los profesionales de la comunicación NO podemos hacer milagros”.

En resumen, aunque algo tratado como noticia tiene más valor intrínseco que la publicidad, este método de comparación es una herramienta comúnmente extendida que sirve como termómetro, no solamente del trabajo realizado, sino como herramienta de valoración de la imagen corporativa de la empresa ante determinados públicos objetivo.

A estas horas de la noche no estoy seguro de haber sido suficientemente claro. Pero para eso están los comentarios en el blog, que estaré encantado de responder a horas más decentes.