La política, las modas y la Comunicación 2.0

Estamos en tiempos de elecciones en varias comunidades autónomas de este país nuestro. Eso quiere decir que todo el mundo corre para intentar obtener el voto de la mejor manera posible. Hasta aquí todo me parece estupendo.

Si echamos un vistazo más en profundidad a este asunto veremos que la moda “Obama” y su carrera presidencial se ha convertido en un modelo comunicativo a seguir y, además, un contexto perfecto donde colocar el apellido 2.0 que toda acción de comunicación “moderna” parece que debe tener si es que quiere ser considerada profesional. Nadie duda del éxito del Presidente de EEUU en sus usos de Internet, pero ¿Es nuestro país, con sus peculiaridades, un lugar donde podamos conseguir reproducir este fenómeno?

Estados Unidos de América tiene una penetración de Internet bastante mayor que la nuestra. Esto ya es una diferencia que podemos llamar “técnica”. Pero, y aquí radica la cuestión, los usuarios de la Red tienen interiorizado su uso, forma parte de sus vidas de una manera que todavía el español no ha alcanzado. Esto es una diferencia que podemos llamar “social”.

Debemos analizar no solamente si la juventud española usa o no la red y sus múltiples herramientas 2.0 (redes sociales, profesionales, comunidades diversos, blogosfera, etc) sino ¿Para qué las usa? ¿Cuál es su sentimiento hacia la política, sus deseos de información concreta, su capacidad de documentación, de crítica, de participación activa?. Es decir:

¿Es la juventud española usuaria de Internet un público objetivo adecuado para obtener rentabilidad, votos, usando hoy en día esquemas de comunicación 2.0?

Con esto no quiero poner en tela de juicio la efectividad de la comunicación 2.0 (eso está fuera de toda duda) sino recalcar que cualquier acción de comunicación debe conllevar un conocimiento previo del público al que se dirige.

Quizá los partidos políticos buscan con el uso de estas herramientas una imagen de modernidad más allá de una efectividad concreta rentabilizada en votos tangibles. Usar estos métodos organiza ruido mediático en MMCC tradicionales, crea polémica cuando vemos videos como este:

Entonces… ¿Usan los partidos políticos la Red como herramienta directa de obtención de votos o como tranpolín para obtener mayor repercusión en sus acciones tradicionales?

¿Opiniones?