Bloggers y publicidad. El debate está servido

En los últimos meses se ha planteado un serio debate en Estados Unidos sobre cómo debe ser la relación entre las empresas y los bloggers. ¿Puede un blogger recibir apoyo económico de una empresa por escribir sobre ellos? La cosa ha llegado más allá e incluso ya se está hablando de regulación.

La Federal Trade Commission se plantea ampliar sus guías sobre “Endorsement” e incluir a los bloggers. ¿Qué es eso del endorsement?

Wikipedia: Endorsement es una actividad de marketing muy cercana al patrocinio. Es una actividad creciente que llevan a cabo sobre todo las marcas de ropa y complementos deportivos. La empresa contrata los servicios de un deportista de élite para servir de “maniquí en vida” de sus productos. El deportista se compromete a llevar productos de esa marca en las situaciones pactadas en el contrato. Tambien es frecuente el uso del Endorsement en el mundo de la música, por ejemplo, un artista firma contratos con marcas de instrumentos musicales que luego usara para asi dar la publicidad. Lo más normal es que ambas partes firmen otras vinculaciones publicitarias (grabación de anuncios publicitarios, reportajes fotográficos para publicidad gráfica, etc.).

La cuestión es que se están investigando casos donde el blogger no indica en ningún momento haber recibido dinero, por lo que sus comentarios aparentan absolutamente expontáneos y sinceros. Ya se sabe la efectividad que puede tener una opinión independiente en una decisión de compra. Este es el corazón del dilema ¿Decir o no decir? ¿Confesar que estamos hablando de publicidad o no decirlo?

Ya hemos tocado este tema con anterioridad. Mi opinión es clara al respecto. Una cosa es informar y otra muy diferente hacer publicidad encubierta. Si un blogger recibe dinero por hacer un comentario positivo, entonces hablanos claramente de publicidad. No se puede abusar de la buena voluntad del lector y meterle un “gol”.

Otra cosa es que un blogger reciba gratuitamente por parte de una empresa un producto para su evaluación sin tener poder sobre los posteriores comentarios. En este caso se estaría tratando al blogger en igualdad de condiciones frente a los periodistas (caso habitual en periodistas especializados en música, videojuegos, etc). Aún así, en mi modesta opinión, y para perseguir siempre la transparencia, el blogger debería decir que ha recibido un ejemplar del producto.

Este punto concreto está generando una dura polémica ya que también se pretende regular en ese terreno. Abogados de grandes corporaciones acusan a la Federal Trade Commission de no entender el medio ni las diferencias entre una situación y la otra.

El debate está servido.

Fuente: New York Times

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s