Principales errores de los blog corporativos (2)

El principal problema por el que un blog corporativo no cumple la misión por la cual fue creado es sencilla: Está mal pensado y mal realizado.

Ya en 2008, Forrester Research realizó un estudio que analizaba los blogs de 90 empresas de Fortune 500. El resultado no era precisamente bueno:

  • El 70% se centran demasiado en temas empresariales o técnicos.
  • El 74% apenas tienen comentarios.
  • El 56% simplemente usan las notas de prensa de la empresa para presentarlas en el blog.

Lo primero que tenemos que pensar es si nuestra empresa necesita verdaderamente un blog corporativo. Eso de posicionar en Google está muy bien, y puede ser el efecto secundario de un buen blog, pero no debe ser la razón para crearlo porque ya estamos empezando mal. Estar porque “hay que estar” no es razón suficiente.

Analicemos qué queremos transmitir en ese blog, a quién se lo queremos transmitir y cómo vamos a hacerlo. Sin estas ideas claras vamos directamente al desastre.

Tomemos en serio el proyecto. Hay que comentarlo en la empresa y obtener la participación necesaria para crear los contenidos adecuados. Si no lo hacemos así terminaremos alimentando el blog con material que no cumplirá los objetivos del proyecto: catálogos, notas de prensa, noticias sin tratar, etc. Efectivamente tendremos presencia en la blogosfera pero no tendremos un buen blog. Si vamos a hacer una cosa mal ¿Para qué lo hacemos?

Los directivos de empresas están siempre ocupados ¿se toman en serio un blog corporativo? Otra pregunta ¿Entienden verdaderamente la razón por la que se arranca ese proyecto? Este problema es habitual y nos lleva a la situación planteada en el punto anterior.

Si después de todo esto vemos que la empresa no parece entender ni respaldar el proyecto, la cosa anda mal. O no se entiende el verdadero potencial de Internet (que será lo más probable) o verdaderamente no hay recursos humanos ni tiempo. En cualquiera de los dos casos, dejemos aparcado el tema hasta disponer de lo que verdaderamente necesitamos.

Una solución es subcontratar una agencia que nos lleve el proyecto. Bien ¿le vamos a dar material a esa agencia o se va a tener que partir la cabeza para ganarse el fee?. Ya hemos comentado el tema del “Ghost Blogging” en este mismo blog. Si no tenemos material adecuado da igual quién se responsabilice del blog, se enfrentará al mismo problema.

Credibilidad. Si hacemos un blog y queremos llegar a nuestro público hay que obtener credibilidad. Y esa credibilidad se obtiene redactando los contenidos adecuadamente, dejando de lado mensajes corporativos o publicitarios. Según aquel estudio del 2008 solamente el 16% de los lectores de blogs corporativos cree lo que lee.

blogs-corporativos

  • Un blog fortalece la imagen de marca. Sí, pero si lo hacemos bien, si no es una web muerta que no ayuda para nada. En comunicación, lo que no suma, resta.
  • Un blog establece dialógo con nuestros potenciales clientes y con nuestros actuales clientes. Sí, pero si hay diálogo, si estamos creando un monólogo no sirve para nada.
  • Un blog mejora las ventas de la empresa. Bueno, si es un proyecto existoso sin duda lo hará, si lo hacemos nmal tampoco cumple esta máxima.
  • Un blog reduce el impacto negativo de los contenidos generados por los usuarios. Un blog permite dialogar con usuarios insatisfechos siempre que se quejen directamente en nuestro blog. Y para eso debemos tener un buen blog que genere tráfico, comentarios y diálogo. De lo contrario, nada de nada.

Esto de la moda Web 2.0 está muy bien y muchos están haciendo el agosto vendiendo humo. Pero el éxito pasa por la formación, los empresarios deben conocer el potencial real de las TIC en todos los aspectos de la empresa. Sin ese conocimeinto las cosas se terminan haciendo “de oído” o dejánose atraer por cantos de sirenas.

Y esa formación pasa por las administraciones públicas, las asociaciones patronales y, sobre todo, por la actitud de innovación del empresariado, sobre todo en el contexto pyme mayoritario en España y que tiene mucho que ganar en este campo y muy poco que perder.

¿Pagar o no pagar por leer la prensa online?

Este debate es muy viejo y ha sufrido muchos altibajos desde 1999. Ahora, en el panorama de crisis económica y de delicada situación de las empresas de comunicación, renace nuevamente. En España tenemos el caso candente de el diario El Mundo. ¿Dónde va a parar todo esto?

Las respuestas son muchas y variadas en un entorno como Internet donde el concepto de gratuidad está muy arraigado y donde existen corrientes de pensamiento que incluso consideran que ese debe ser el camino obteniendo retorno económico por otras vías. Recordemos que a principios de año tendremos el nuevo libro de Chris Anderson “Free”.

Hoy leo los resultados de dos estudios. El primero de ellos realizado gracias a datos de Nielsen por la Asociación de Editores Online en Estados Unidos. Según los datos del estudio, los internautas pasaron un 42% de su tiempo online en portales de contenido, un 13% en web de comercio online y un 13% en redes sociales o páginas para comunicarse, mientras que el tiempo que se dedica a las búsquedas alcanza el 5%.

“En un año ha habido un giro desde las comunicaciones hacia el contenido, donde éste es la guía para la mayoría de las personas no sólo en la cuota sino en la cantidad de tiempo que gasta”, afirma Pam Horan, presidente de la OPA. “La caída en las comunicaciones ha venido acompañada de un incremento de estos portales”.

Fuente: MarketingDirecto.com

El segundo, un estudio de Harris Interactive, que reveló que introducir el pago para el acceso a los contenidos en internet puede llevar a los internautas a buscar otras fuentes gratuitas. Un 75% de los lectores buscaría un medio alternativo sin coste.

Sólo un 5% de los encuestados afirmó que continuaría siendo fiel a sus medios preferidos, algo que según los autores del informe no compensaría las pérdidas de anunciantes de los editores al disminuir el universo de visitas gratuitas.

Andrew Freeman, consultor de Harris Interactive, dijo que los consumidores siempre eligen las alternativas gratuitas antes que las de pago, un hecho que podría afectar a los medios que están apostando por cobrar por sus ediciones online.

Fuente: MarketingDirecto.com

Mientras tanto el “Rey de Internet”, Google, mira la batalla. Eric Schmidt, consejero delegado de Google se ha mostrado contrario a este modelo de negocio (contenidos de pago) ya que considera que será difícil lograr ingresos.

Pero después de que la industria editorial estadounidense criticara severamente a Google por ofrecer el servicio gratuito de noticias (Google News), el buscador más grande del mundo contrataca al proponer una plataforma de pago por los contenidos de los periódicos en Internet. Para ello ha convocado a la Asociación de Editores de Periódicos, la NAA. De concretarse la propuesta, Google competiría directamente con Journalism Online que ha anunciado que se encuentra en negociaciones con más de 500 periódicos para ofrecer el mismo servicio.

Fuente: Expansión.com

El escenario es convulso. Crisis económica, crisis de inversión publicitaria, ERE’s en medios de comunicación día sí, día no, y lo que parece peor, una crisis de modelo de negocio.

¿Es el internauta español tendente a pagar por contenidos online?

La vida está llena de sorpresas y los expertos en marketing dicen que los consumidores actúan por impulsos dificilmente comprensibles en el fondo, pero sí que sería una gran sorpresa si en España un diario online consigue que un modelo de pago triunfe en estos momentos.

Un repaso al concepto de imagen corporativa

He recibido varios correos preguntándome sobre la imagen corporativa, cómo podemos controlar ese intangible y algunos detalles más un tanto más “académicos”.

Voy a intentar responder de la forma más sencilla posible:

La imagen corporativa es el conjunto de percepciones, ideas o significados que una persona tiene con respecto a una empresa. Lo que cada cual piensa de nosotros fruto de su experiencia. Por lo tanto, cada persona relacionada con nuestra empresa tendrá su propia imagen de nosotros. Sería más correcto hablar entonces de “imágenes corporativas”.

Pero es lógico pensar que cada cual tiene una imagen nuestra en función del tipo de contacto que haya tenido con nosotros. Paul Capriotti dice que las personas pueden percibir nuestra empresa por tres fuentes, los medios de comunicación, las relaciones con otras personas y la experiencia directa. Como vemos hay que diferenciar qué fuentes son directas y cuáles indirectas.

Hablamos de tres imágenes: de empresa, de marca y de producto (o de servicio). No es lo mismo lo que pensamos de la empresa “The Coca Cola Company”, que lo que podemos pensar de la marca “Coca Cola”, que lo que pensamos del resfresco Coca Cola. Por lo tanto es importante ser coherente y trazar un plan de comunicación equilibrado en todos estos aspectos para lograr una imagen corporativa correcta.

Podemos hacer otra disección del concepto de imagen corporativa y descomponer en cuatro:  imagen esencial, contextual, factual y conceptual.

Imagen esencial: Lo que la empresa es y podemos vincular directamente a su misión y su visión, sus valores, cultura empresarial, etc.

Imagen contextual: El momento, el contexto en el que las acciones se llevan a cabo marca una diferencia. La empresa no puede abstraerse de su entorno. Si el petróleo sube y se encarecen los productos del supermercado, nuestra percepción de la empresa que nos está vendiendo la leche más cara cambiará. En otro país donde el precio del combustible esté más barato no sucederá lo mismo.

Imagen factual: Dependerá directamente de la conducta de nuestra empresa en cada uno de sus ámbitos de actuación. Podemos decir que es un claro ejemplo de acción/reacción, según hagamos las cosas tendrán distintas consecuencias.

Imagen conceptual: Se trata de la imagen que nosotros, como empresa, queremos transmitir. Tal y como intentamos ser vistos por nuestros públicos.

En cuanto a cómo controlar la imagen corporativa, la respuesta no es fácil. Se han escrito libros enteros para terminar diciendo que hacerlo de forma absoluta es imposible. Pero como me preguntan, respondo:

Siendo sinceros con nosotros mismos como empresa, teniendo una identidad bien definida, siendo transparentes, creibles y siempre fieles a nuestros principios en cada una de las acciones que emprendemos. Dialogando siempre con nuestros públicos, no escondiéndonos en mensajes frios y meramente corporativos y mandando siempre mensajes sencillos.

Si no he logrado ser claro y responder a todos lo siento, me lo dicen y lo vuelvo a intentar.

Principales errores de los blog corporativos (1)

Y el que esté libre de pecado que tire la primera piedra (empezando por mi mismo). Acabo de leer un post de Paul Boag, fundador de la agencia de diseño web británica Headscape. El post es extenso pero básicamente recuerda los principales errores que cometemos cuando abordamos un proyecto de blog corporativo:

Un blog no genera tráfico por arte de magia

Si no establecemos una verdadera conversación con los visitantes del blog y caemos em mensajes marketinianos o meramente corporativos, nuestro blog no funcionará. Nuestros lectores potenciales no encontrarán el interés en leernos y no tendremos el tráfico que esperamos.

Un buen blog corporativo requiere un compromiso a largo plazo

Hay que tener paciencia y crear contenidos atractivos de forma regular que permitan identificar, con el tiempo, nuestro blog como una fuente de informción útil para nuestros lectores.

Los feeds son una oportunidad perdida

La posibilidad de que nuestros lectores se suscriban al blog se desperdicia frecuentemente cuando eso es una muestra de interés por su parte y fundamental para fidelizar lectores.

No hace falta que nadie visite nuestro blog. Su misión no es generar tráfico sino reforzar nuestra imagen corporativa, de marca o de producto. ¿Qué más da que alguien use agregadores si lee lo que publicamos?

No somos verdaderamente participativos

En un blog es más importante escuchar que hablar, hay que crear diálogo. Dejemos que la gente opine sobre nosotros en vez de estar siempre cantando nuestras bondades.

Las notas de prensa no deberían aparecer en nuestro blog

No es su lugar natural ni nuestros lectores son periodistas, que son el público para el que han sido escritas esas notas de prensa. Pensemos para quién creamos el blog, quiénes son nuestros lectores y actuemos en consecuencia.

No debemos parecer una empresa “sin rostro”

Si nuestro blog es corporativo en el más frio sentido de la palabra no existe conversación. La gente no establece conversación con “empresas”, lo hace con personas que hablan al mismo nivel.

Transparencia absoluta

Hay que ser transparentes. Los mensajes en Internet no se pueden controlar fácilmente. Si alguien habla mal de nosotros es mejor que lo haga en nuestro blog y que podamos conversar con esa persona de forma cercana. No somos perfectos, nadie lo es.

Los de marketing no suelen hacer buenos blogs

Si usamos mensajes publicitarios no estamos en el buen camino. El lenguaje de un blog debe ser directo y sincero, lo mismo que los comentarios de los lectores. Mensajes sencillos.

Esperamos demasiado de nuestros lectores

Los artículos en los blogs corporativos son excesivamente largos y además aburridos. No están pensados en función de quién va a leerlos. Hemos de ser sintéticos y sencillos y estructurar el blog de forma que requiera el mínimo esfuerzo buscar la información que interesa a cada cual.

Los blogs y nuestra competencia

Nuestra competencia va a leer nuestro blog así no podemos darles información. Bueno, si no hablamos de lo que sabemos y hacemos pensar a nuestros lectores “Esta gente sabe lo que hace” ¿Para qué nos metemos en este proyecto?

Nuestra competencia puede tomar ideas pero nuestros clientes potenciales también se van a ver positivamente influidos por nuestro conocimiento.

Los blogs corporativos no deben ser entendidos tanto como una herramienta de marketing y más como una de atención y servicio al cliente.

Una breve mirada desde el “lado oscuro”

Ayer estuve comiendo con un buen amigo y compañero de profesión al que conozco desde mi etapa como periodista (qué mayores somos). La comida, además de agradable, nos permitió tener una larga charla sobre muchos temas relacionados con nuestro trabajo como responsables de comunicación especializados en nuevas tecnologías.

Hablamos de la gran rotación de los periodistas en los medios, de la situación del sector en general, de la desaparición de soportes clásicos en prensa escrita y de cómo todo esto ha afectado nuestro trabajo en los últimos años. Siempre hablamos de cómo los periodistas ven la labor de las agencias o de los responsables de prensa de las empresas, de cómo debemos enfocar nuestra relación con ellos, etc. Pero muy pocas veces hablamos de cómo vemos nosotros, los del “lado oscuro” el “otro lado”.

El periodismo especializado en nuevas tecnologías es eso, especializado. Eso no quiere decir ni por asomo que un periodista tenga que ser ingeniero ni informático, pero sí debe tener un cierto criterio y conocimiento del sector para discernir lo impotante de lo que no lo es tanto, etc. ¿Eso se sostiene cuando un periodista con experiencia desaparece para ser sustituido por un joven sin experiencia en el sector sin un proceso intermedio de adaptación? ¿La calidad de la información publicada se mantiene al mismo nivel? Por ejemplo, ¿un recién llegado a una redacción al que le cae una responsabilidad de este tipo puede hacer un artículo sobre la relación entre el Cloud Computing y el añejo concepto de hace diez años ASP (Application Service Provider) o se limita a la emisión casi literal de la nota de prensa de rigor?

Pero este debate es antiguo, muy antiguo en términos de nuevas tecnologías.

Hace ya algunos años colaboré en la creación de una asociación, la APTI (asociación de periodistas de tecnologías de la información). Intentábamos imitar el modelo de la APIE (asociación de periodistas de información económica) pero se quedó en un mero intento. Hoy en día hay movimientos relacionados con las TIC pero con distintos objetivos, la Asociación de Periodistas Bloggers o la Asociación de Profesionales de la Información Digital de Andalucía, por ejemplo, pero nada de lo que tenga noticia en el sentido de fortalecimiento de una especialidad, formación continuada, etc. (Si algo existe, por favor, que me lo digan)

Obviamente no está el patio para alegrías y la prioridad de cualquier empresa de medios es mantener las cuentas en números negros. Llevamos meses desayunando con EREs constantes en distintas empresas del sector, plantillas reducidas a la mínima expresión que siguen sacando soportes a la calle regularmente. Es perfectamente comprensible desde el punto de vista puro de empresa… siempre que no perdamos el norte de la calidad de la información que es, al fin y al cabo, el objetivo de cualquier medio de comunicación. ¿O no es así?

Nuestros compañeros periodistas no tiene culpa de nada, si es que debemos buscar culpables. Ellos hacen su trabajo cada día. El problema real es de fondo, estructural, y de muy compleja o, sinceramente, inexistente, solución.

Sé que a muchos compañeros esto que estoy diciendo no les va a gustar nada. Nosotros debemos comunicar e intentar conseguir nuestros objetivos. Los periodistas deben poder informar. Si este binomio falla por cualquiera de las dos partes, entonces el resultado final no es bueno.

Vidium, mención de honor en los premios Vivero 2009

Esta mañana he estado en la primera jornada del SIMO Network. Pero no solamente he estado allí como Director de Comunicación de ANEI (que tenemos stand y hay trabajo que hacer), sino que en esta ocasión he podido dar rienda suelta al “orgullo de profesor”. Uno de mis antiguos alumnos MBA de la EEN, Pedro Cifuentes, y su proyecto Vidium, han sido galardonados con una de las menciones de honor del premio Vivero 2009 organizado por SIMO Network y la fundación Fundetec para apoyar a las jóvenes empresas españolas de base tecnológica. ¡Enhorabuena!

Y aunque es un tema más de tecnología que de comunicación, no puedo dejar pasar la ocasión de entrevistarle y que cuente cómo es la vida de un emprendedor en este país nuestro:

Pedro Cifuentes (derecha) y sus compañeros de Vidium

Pedro Cifuentes (derecha) y sus compañeros de Vidium

Pedro, cuéntanos, ¿Qué es Vidium?

Vidium es un grabador de video digital inteligente, capaz de auto instalar las principales marcas del mercado de cámaras ip, se trata de la solución más sencilla para los instaladores. También dispone de la interfaz más avanzada del mercado basada en web y su propia capa de seguridad. Vendemos a distribuidores de hardware y videovigilancia así como a instaladores de videovigilancia, combinando una estrategia agresiva de precios que ofrece a cada instalación un precio basado en el número de cámaras, sin anclarnos a un número fijo como otras marcas.

¿Cómo nació vuestra idea de negocio?

Nosotros hace un par de años comercializabamos software para ver guarderías a traves de internet, pero a medida que las cámaras eran más sofisticadas, los problemas de seguridad aumentaban, ya que eran más susceptibles de ser atacadas de distintos modos. Por ello, decidimos desarrollar una pasarela electrónica que combinara el software de gestión con los grabadores de video tradicionales, manteniendo en todo momento el anonimato de las cámaras. Así surgió Vidium.

Habéis sido finalistas del “III Foro de Inversión de Madri+D” y una de las menciones de honor del premio Vivero de este año. ¿Cómo ha sido esa experiencia?

Estamos muy emocionados con la repercusión y la pegada que ha conseguido Vidium en su corta vida, el mercado de la videovigilancia está sufriendo una revolución similar a la que sufrieron las cámaras fotográficas hace unos años. Hemos visto una oportunidad de cubrir un vacío del mercado actual con nuestro producto, la experiencia con Madri+D y sobretodo el SIMO supone un reconocimiento del esfuerzo y dedicación por parte de todo el equipo.

Sé que estáis en contacto con multinacionales para la expansión de vuestro proyecto. ¿Cómo se maneja una joven Start up española en este entorno globalizado en estos momentos de crisis financiera y económica?

Internet ha flexibilizado muchísimo el mercado y la comunicación, facilitando las sinergias con empresas que viven un macroentorno completamente diferentes al nuestro, lo que nos brinda mayores oportunidades de negocio y sinergias a la vez que exige lo mejor de nosotros mismos. El contacto con multinacionales y empresas de Venture Capital ha sido contínuo en especial desde finales de mayo, hemos recibido contactos de India, China y Reino Unido pero intentamos ir paso a paso y que no nos deslumbren los focos, al menos por el momento nos centramos en perfeccionar la cadena de valor y no desviarnos de los planes a corto-medio plazo.

Estáis presentes en el SIMO Network, su año de resurrección. ¿Qué expectativas tenéis?

Las expectativas del SIMO estiman unas 20.000 visitas durante los 3 días de feria, confiamos que este año de reflexión haya servido para transformar la visión de la feria por parte de la organización y estamos seguro que el sector TIC español tiene ganas de novedades. La crisis demanda nuevas soluciones y más en un mercado tan cambiante, esperamos que la expectativa levantada por el Vivero y en algunos medios de comunicación se conviertan en un éxito.

¿Nos puedes contar algunos de vuestros planes de futuro?

Vidium es sólo la primera carta de una baraja, nuestro objetivo pasa por ser el grabador de referencia para los instaladores de videovigilancia ip, nuestros objetivos comerciales pasan por crear una red de distribución sólida en las principales ciudades españolas, a nivel tecnológico durante estos meses esperamos agilizar la integración de nuevos modelos y fabricantes así como ofrecer una cadena de producción con alta disponibilidad para nuestos clientes.

La importancia de comunicarse adecuadamente

Este fin de semana he estado impartiendo clase y comentaba la importancia de los pequeños detalles en la comunicación. Pero no me estaba refiriendo a la comunicación corporativa. Era algo menos profesional y más elemental, me refería al propio hecho de comunicarse con la gente que te rodea. En otras palabras, aquello que nos decían nuestras madres: “Piensa antes de hablar”.

Me ha hecho gracia que hoy domingo, curioseando por la Red, he encontrado un ejemplo muy válido que ilustra esta idea y amplia el concepto a cómo puede afectar en la vida laboral: El estudio llevado a cabo en Gran Bretaña por la empresa GMX “Correo electrónico y trabajo”.

“Según un estudio de GMX, un 33 por ciento de los trabajadores británicos confiesa que se ha sentido ofendido por algún mensaje de correo electrónico enviado por algún compañero.

El estudio revela que, durante el pasado año, el 41 por ciento de los británicos ha recibido algún e-mail de un compañero en el que se empleaba un tono ofensivo, intencionadamente o no. GMX asegura que una lectura demasiado rápida de estos mensajes, las respuestas de una sola línea, modales algo rudos o recibir información irrelevante o con demasiados detalles también contribuyen a la hora de molestar a los compañeros”.

Fuente: IDG

El estudio profundiza en otros aspectos del correo electrónico y el trabajo, así que aquí incluyo la nota de prensa original (en inglés) para los curiosos.

El periodista “blogger” en Europa

Esta semana viene cargada de presentaciones de estudios. En este caso el European Digital Journalism Study. The digitalisation of media, the recession – and the impact on the PR industry

Oriella PR Network, alianza de agencias de comunicación representada en España a través de las agencias Canela PR y Marco de Comunicación, presenta el Estudio sobre Periodismo Digital Europeo 2009, una investigación paneuropea sobre cómo la digitalización de los medios ha cambiado las prácticas laborales de los periodistas, así como los efectos de la recesión en la industria.

Entre sus principales conclusiones destaca la creencia por parte de una tercera parte de los encuestados de que algunos canales ‘tradicionales’ (prensa, radio o televisión) podrían desaparecer del mercado, mientras que uno de cada cinco confirma que esto ya ha sucedido. A pesar de estas conclusiones, el 64 % de los periodistas españoles encuestados confirman que siguen teniendo una mayor audiencia en sus canales tradicionales, aunque sus canales online continúan creciendo en número de visitas.

Sin embargo, a pesar de que las cifras sobre la penetración de las nuevas tecnologías y formatos en los medios son muy elevadas, el 67% reconoce que no ha recibido una formación específica para ello, y afirman que se han instruido ellos, reforzando el espíritu autodidacta de esta profesión.

La recesión económica también ha repercutido considerablemente en la situación actual de los medios. Así, el 58% de los periodistas españoles encuestados reconoce que sus medios han sufrido una pérdida de ingresos superior al 10%, y el 73% coincide en que la falta de medios puede debilitar la calidad editorial.

Por otro lado, cerca del 60% de los periodistas está de acuerdo en que el número de medios impresos se reducirá dramáticamente y más de la mitad (53%) cree que, a pesar de su disponibilidad, los medios online están aún muy lejos del modelo de negocio productivo. Los equipos editoriales más pequeños han guiado a más del 40% a asegurar que tienen que producir más contenidos para sus respectivas publicaciones.

Eso sí, de los periodistas españoles, el 36% reconoce que no tiene tiempo para buscar temas en persona, e incluso el 39% reconoce que utiliza diferentes blog como fuente de temas o historias sobre las que informar.

Fuente: PRNoticias.com

Con algo de retraso se presenta en España el Wave 4

Será por aquello de que en agosto no es buen mes para organizar cosas. En fin. Se ha presentado el estudio Wave 4, Power to the People, por Universal McCann.

Ya circulaba por la red desde hace un mes pero los resultados que muestra a nivel global sobre el uso de las redes sociales son muy interesantes. Wave 4 se ha realizado entre los meses del noviembre de 2008 y marzo de 2009 entre 22.729 usuarios activos (los que actualizan su perfil cada día o cada dos días) de 38 países.

En PRNoticias podemos leer un artículo sobre este asunto. Este es un extracto:

“Igualmente se ha incrementado el porcentaje de usuarios que gestionan permanentemente sus perfiles. Casi un 65% los actualiza a diario en comparación con el 57% de la anterior oleada. Asimismo, es importante el aumento de la navegación desde los dispositivos móviles. Uno de cada cinco usuarios activos de redes sociales se conecta desde el móvil y un 17% de estos afirma conectarse indistintamente desde redes fijas o móviles.

En cuanto a las actividades realizadas en los perfiles, hay que destacar la expansión de los contenidos audiovisuales, especialmente del vídeo, que cada vez son más subidos a las páginas personales. El 83% de los usuarios activos ve vídeos online y el 33% han volcado vídeos dentro de sus perfiles. También han aumentado las visitas de otros perfiles (el 71% de los usuarios asegura dedicar mucho tiempo a ello) así como los posts.

En cuanto a los motivos del uso de las redes sociales destacan mantener contactos y compartir contenidos, pero cada vez crecen más la creación de grupos, la descarga de aplicaciones, la organización de eventos y quedadas e, incluso, ligar (un 17% de los usuarios tienen este objetivo). Con respecto a las claves del éxito, para Universal McCann estas se basan en escuchar y vigilar a los usuarios, interesarlos, movilizarlos, segmentarlos en tribus con intereses comunes, permitirles participar y compartir, optimizar contenidos, ofrecer recursos para mantener sus perfiles actualizados y motorizar los resultados para retirar lo que no funcione.

Los blogs también tienen hueco en este estudio. Los resultados muestran que el 32% de los blogueros vuelcan sus contenidos también en las redes y que estos son más populares en Asia, con un 88% de usuarios en Korea y un 90% en China, país con mayor número de internautas activos (casi 160 millones) seguido por Estados Unidos, con 96 millones y por Alemania, con 23 millones.

Por último, y a modo de conclusión, se puede destacar que la tendencia actual se basa en la integración en redes sociales de diferentes plataformas y aplicaciones, para permitir al usuario tenerlo todo a su alcance sin salir de su propio espacio o perfil. Por este motivo, triunfarán aquellas redes que consigan integrarlo todo”.

Fuente: PRNoticias.com

Power To The People: Wave 4 Social Media Study by Universal McCann

Para comparar, aquí dejo la tercera edición, Wave 3

¿Qué es eso del “Ghost blogging”?

Todos los que tenemos un Director General, Presidente o CEO al que convencer de la bondad de que se anime a tener su propio blog sabemos lo complicado que puede llegar a ser. ¿Es un ejecutivo alfabetizado digitalmente, entiende la importancia de la personalización del diálogo, tiene tiempo o realmente le apetece hacerlo? Son muchas las preguntas.

Algunos responsables de comunicación optan por el “Ghost blogging” para evitar estos problemas. ¿Qué es eso? Muy sencillo, alguien usurpa la personalidad de ese ejecutivo y escribe el blog en su lugar haciéndose pasar por él.

Hay empresas que justifican esta acción por la falta de tiempo del directivo, pero argumentan que el responsable del blog habla constántemente con él para intentar transmitir sus ideas con la mayor fidelidad posible, o que le pasan los artículos para que los corrija antes de ser publicados… Buenos bloggers con una “redacción virtuosa” se pueden ganar un dinero haciendo de “escribanos” para empresas siguiendo esta corriente.

Esto es una práctica muy peligrosa. Estamos alterando los principios básicos de la comunicación: Credibilidad y transparencia. Si por cualquier razón, fuera de nuestro control, la verdad ve la luz caemos en una crisis reputacional tanto de la empesa como del propio directivo. Eso lo primero.

Segundo. Estamos faltando a la sinceridad en el acto comunicacional “vendiendo” la existencia de un blog personal a nuestros públicos cuando realmente estamos obedeciendo simplemente a una intención marketiniana.

Tercero. ¿Alguién que ocupa un puesto de responsabilidad fruto de su esfuerzo profesional durante años dormiría tranquilo sabiendo que una tercera persona habla por él en un canal como Internet con 1500 millones de internautas en el mundo? Yo, al menos, no lo estaría en absoluto.

Siempre existen alternativas antes de lanzarse a una acción potencialmente problemática.