La importancia de comunicarse adecuadamente

Este fin de semana he estado impartiendo clase y comentaba la importancia de los pequeños detalles en la comunicación. Pero no me estaba refiriendo a la comunicación corporativa. Era algo menos profesional y más elemental, me refería al propio hecho de comunicarse con la gente que te rodea. En otras palabras, aquello que nos decían nuestras madres: “Piensa antes de hablar”.

Me ha hecho gracia que hoy domingo, curioseando por la Red, he encontrado un ejemplo muy válido que ilustra esta idea y amplia el concepto a cómo puede afectar en la vida laboral: El estudio llevado a cabo en Gran Bretaña por la empresa GMX “Correo electrónico y trabajo”.

“Según un estudio de GMX, un 33 por ciento de los trabajadores británicos confiesa que se ha sentido ofendido por algún mensaje de correo electrónico enviado por algún compañero.

El estudio revela que, durante el pasado año, el 41 por ciento de los británicos ha recibido algún e-mail de un compañero en el que se empleaba un tono ofensivo, intencionadamente o no. GMX asegura que una lectura demasiado rápida de estos mensajes, las respuestas de una sola línea, modales algo rudos o recibir información irrelevante o con demasiados detalles también contribuyen a la hora de molestar a los compañeros”.

Fuente: IDG

El estudio profundiza en otros aspectos del correo electrónico y el trabajo, así que aquí incluyo la nota de prensa original (en inglés) para los curiosos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s