Google Buzz ¿El fin de Twitter o la guerra abierta a Facebook?

Google anuncia su “Buzz” como su forma de compartir en tiempo real: “a way to start conversations about the things you find interesting and share updates, photos, videos and more.” Prácticamente lo mismo que anunciaba no hace mucho con Google Wave. Wave es una herramienta potente pero un tanto abstracta en su uso. Tanto que se integrará con Google Apps y su destino parece ser la orientación hacia el mundo de la empresa.

Pero Buzz es la última apuesta de Google en el social media. Orkut, su red social, ha tenido un discreto éxito más allá de su hegemonía en Brasil y, si no recuerdo mal, en la India. ¿Qué pretende Google con esta maniobra?

Sobre la base de Gmail ofrece un catálogo de herramientas y posibilidades fantásticas pero ¿puede sumarse al complejo panorama del social media actual y competir con el mediático Twitter y el millonario en usuarios Facebook?, ¿qué aporta Buzz al panorama 2.0 más allá de su algoritmo propio de relevancia?.

Sin embargo ya se leen cosas como que Buzz será el asesino de Twitter, Facebook, Foursquare y Friendfeed. Y es que siempre se vende la piel del oso antes de cazarlo.

Aquí se plantea una duda: ¿Afecta más Buzz al rey del microblogging o al rey de las redes sociales?. Lógicamente Buzz se integra con las aplicaciones propias de la empresa, Youtube, Picasa o Blogger, entre otras, y con algunas como Flickr. Y entre esas integraciones se encuentra Twitter pero no Facebook. Al ser preguntados sobre este respecto, los responsables de Google dijeron: “it has nothing to announce at this time” (no hay nada que anunciar en estos momentos).

La relación entre Buzz y Twitter parece que se presenta amistosa ya que pueden usarse de forma complementaria. Eso sí, si hacemos caso omiso de los rumores repetidos sobre la posible compra de Twitter por parte de Google. Sin embargo, no podemos publicar en Twitter mediante Buzz, lo que hace que todo parezca menos útil. Y como Buzz no agrega los tweets de nuestros seguidores de Twitter (a menos que se nos siga también allí y también publiquen sus mensajes), aún tendríamos que mantener tanto Twitter como Buzz abiertos para llegar a todos nuestros contactos a través de ambas redes. Pero… ¿qué puede pasar cuando Google, gracias a Buzz, no necesite a Twitter y pueda dejar de pagar los millones de dólares por indexar sus contenidos?

¿Puede Buzz adquirir poder real sin una integración con Facebook? ¿Es acertado limitar el uso de esta herramienta solamente a usuarios de Gmail aunque sean 176,5 millones de usuarios únicos?. Google va a tener dificultades para la construcción de una base de usuarios en todo el mundo que ya tienen un perfil de Facebook (que es una inmensa mayoría) y que no podrán ver las actualizaciones de sus amigos. Eso hará que sigan utilizando Facebook.

Por otra parte, Facebook ha abierto la posibilidad de lanzar su propio servicio de webmail que daría a los usuarios una cuenta @facebook.com. Si esto se lleva a cabo, Facebook se podría convertir en el mayor proveedor de correo electrónico superando tanto a Google como a Yahoo y a Hotmail. ¿Es Buzz entonces una estrategia preventiva para reorganizar el panorama de los servicios de webmail y fortalecer su posición?.

Centrándonos en el ámbito del social media, Google Buzz, de momento, parece una apuesta aislada y limitada, lo que le enfrenta directamente a otras herramientas y obliga a competir más que a integrar. En respuesta a la pregunta inicial, me inclinaría a pensar que estamos más cerca de una guerra abierta con Facebook que del fin de Twitter, entendiendo como fin su desaparición o caída en desuso (no su posible compra o fusión con otro protagonista del mundo 2.0).

Me imagino otro escenario idílico: un servicio que agrega otros servicios y contenidos sin limitaciones, y luego le ofrece su propio conjunto de ventajas únicas que hacen que la experiencia en el social media sea más sencilla y completa. La gente se sentiría cómoda por las ventajas adicionales ya que no tendría que salir de sus conexiones existentes para estar “hiperconectado”. ¿Y todos felices? ¿Es eso lo que busca Google?

¿Y qué pintamos los departamentos de comunicación en todo esto? ¿Qué nos ofrece a nosotros Buzz en nuestras estrategias en social media? Otro día hablamos de ello.

Anuncios

Después del Wave llega el Buzz

Me estaba yo adaptando a eso de usar el Google Wave y el rey de Internet nos anuncia su nueva creación: Buzz.

¿Qué es eso de Buzz? Se trata de una herramienta integrada en Gmail que va a permitir compartir fotos, vídeos, enlaces o actualizaciones de estado. El sistema dejará intercambiar de forma simple archivos e información que los usuarios hayan publicado en otras herramientas como Google Reader, Twitter, Flickr o Picasa. Se añade la posibilidad de ver las actualizaciones de nuestros contactos en la página del correo y publicar comentarios abiertos. Buzz permite crear grupos por intereses, amistades o familia para poder diferenciar qué se está compartiendo fácilmente.

¿Es también una herramienta de microblogging? Podemos decir que es muy semejante. La diferencia con el resto de herramientas de microblogging es que se crea una “selección por relevancia”, ya que posee su propio algoritmo, y, a medida que se usa, se afinan los resultados. Buzz tomará en cuenta la calificación que vayan dando los usuarios a los envíos para otorgar la visibilidad que considere que se merece.

Para entender mejor Buzz, lo mejor es ver este vídeo:

Solamente un 1% de los usuarios de Gmail podrá acceder al nuevo servicio, pero Google espera hacerlo accesible al resto a lo largo de esta semana. Pero Buzz será cerrado, es decir, que no se podrá invitar a nadie que no sea usuario de Gmail. Google ha manifestado que esa característica puede que desaparezca en el futuro.

La base de datos de usuarios de Gmail es una mina que puede aprovecharse con este nuevo lanzamiento. Gmail es el tercer servicio de correo electrónico más popular del mundo, con 176,5 millones de usuarios únicos en diciembre, según comScore.

Más información: Google Buzz