Followers, mi reino por conseguir followers (2) Tú me das cremita

¿Alguien recuerda este anuncio hace ya algunos años?

La letra es bastante explicativa y adaptable a la obtención de seguidores en Twitter: “Tú me sigues, yo te sigo”. Es una práctica ya establecida. Al crear una cuenta y comenzar nuestra actividad veremos como, súbitamente, nos sigue gente que no conocemos de nada, que no habla nuestro idioma y que tampoco escribe nada que tenga que ver con nosotros ni nuestros temas de interés. Si no le seguimos, probablemente él deje de hacerlo en breve ¿Qué se pretende? Reciprocidad y aumento de followers mútuos.

Si hacemos una sencilla búsqueda en Twitter y localizamos un usuario con muchos seguidores, podemos fusilar su lista de followers y ponernos a seguir a todos, veremos que un determinado porcentaje nos responde siguiéndonos. A los que no nos hacen caso, pasado un corto tiempo, dejamos de seguirles. Repetimos la operación unas cuantas veces y al final tenemos “la corte del faraón” siguiendo nuestros pasos. ¿Resultado? Miles de usuarios a los que, mayoritariamente, les importamos un pimiento (poco más o menos lo que nos importan ellos a nosotros). Eso sí, tenemos una cantidad de followers importante. ¿Para qué?.

He escuchado comentarios del estilo: Bueno, pero tengo una audiencia potencial muy grande. Eso es como decir de un periódico que lo que importa es tener una gran tirada pero que no interesa saber si se lee. El periódico está encantado cuando alguien se suscribe, entonces es un lector fidelizado que le interesa el contenido de ese diario.

Si nuestra intención es crear una comunidad de intereses, alrededor de un tema o una marca, la utilidad de esta estrategia es más bien nula ya que la influencia que podemos generar sobre esa legión es más bien escasa (no les interesa lo que comunicamos). Eso sí, de cara al exterior parece que tenemos gran éxito usando Twitter. Algunos profesionales del sector dicen que esta acción sirve como primer paso para conseguir masa crítica y que, posteriormente ya se irá “depurando”. A mi no me convence. Se puede hacer mejor, con más dedicación y efectividad pero trabajando duro (pero se “vende” más difícilmente al cliente). Luego tenemos las iniciativas de personas que, viendo que esto de tener muchos followers interesa, crean sistemas para buscarte seguidores en cantidad. Eso sí, garantizan que esos seguidores responderán al perfil que estamos buscando en función de nuestros objetivos ¿?

A las empresas que externalizan servicios de social media, cuidado con este asunto: Cantidad no es calidad. Siempre tenemos que pedir a ese proveedor que fije objetivos claros en la creación de una comunidad en Twitter. Valoremos mucho el número de menciones y RT de nuestros mensajes emitidos. En otras palabras, no es lo mismo tener presencia en Twitter que utilizarlo correctamente. Hay que exigir algún tipo de ROI en lo que hemos encargado, sí o sí.

Claro que siempre hay quien le gusta más eso de: “burro grande, ande o no ande”.

Acerca de Joaquín Mouriz Costa
Profesional de la comunicación corporativa en el ámbito de las TIC. Relacionado con las nuevas tecnologías desde 1996. Director de comunicación de la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI) hasta 2011. Desde el año 2003 profesor de comunicación en másters postgrado y executive. Actualmente Director de Comunicación, BNP Paribas Personal Finance (CETELEM) España. Emprendedor por naturaleza, así que seguiré evolucionando en todo aquello que suponga un reto profesional.

11 Responses to Followers, mi reino por conseguir followers (2) Tú me das cremita

  1. Oscar Trenado dice:

    A modo off topic, cuando se emitió este anuncio, yo estaba trabajando en Alemania. Cuando volví y me encontré a todo el país cantando el “tu me das cremita, etc…” y el “tengo gambas tengo chopitos”, me dió la impresión que o bien me había equivocado de país, o que el avión se había estrellado en algún extraño lugar, tipo Lost.

    En cuanto al ejemplo del periódico, ¿Realmente la prensa está preocupada en generar contenidos de calidad? ¿o únicamente en la tirada del periódico?

    El burro grande, ande o no ande, es, por desgracia, el método más sencillo de medir el impacto en social media. Por supuesto, no el más efectivo. Pero al fin y al cabo, ¿no se basan los medios tradicionales únicamente en el share y en el ojd? El lastre arrastrado del offline es muy grande para cambiar la forma de pensar fácilmente

    • Tiras con bala y das en el blanco. He puesto un ejemplo de lo que debería ser…. Mi ingenuidad ataca de nuevo. Otro tema de debate sería la calidad periodística de los medios y su posible relación con su aumento de lectores ¿Qué lectores? O debatir sobre, se puede sustituir decenas de redactores por becarios, el resultado final en la calle es el mismo? Esto son aguas cenagosas que podemos tocar… y tocar…

      Lo bueno del social media es que podemos aplicar conceptos de medición muy diferentes a los tradicionales. Otra cosa es que se haga correctamente. Sobre eso recuerdo haber publicado algún estudio en este blog. En mi opinión trabajar el social media es agotador y debería valorarse como tal y pagarlo. Lo malo es que se pide el oro y el moro y la empresa no entiende, no cree o no está dispuesta a pagar lo que vale un buen trabajo. ¿Resultado? Burro grande, ande o no ande.

  2. Me da la sensación de que por desgracia el burro grande será cada vez más importante. Por lo que entiendo del modelo de negocio de twitter con sus “tweets patrocinados” es posible que antes o depués haya algo del tipo adsense donde una cuenta con multitud de folowers sean cuentas “rentables” desde ese punto de vista.
    Obviamente esto “prostituye” el sistema ya que el anunciante precisamente lo que busca es una segmentación temática y por eso elegirá uno u otro twitero.
    En fin el tiempo dirá…

    • Twitter es joven y cambiará. Hablamos del microbbloging como si existiera de toda la vida y nos queda mucho por delante. Lo mismo pasa con los social media en general, hablamos y hablamos y la realidad es que vamos dando palos de ciego, a veces damos en el blanco y otras muchas no. Decir lo contrario es irresponsable puesto que todos vamos aprendiendo de qué va todo esto

  3. Pingback: Bitacoras.com

  4. @pascualdrake dice:

    Hola, Joaquín

    el número de seguidores creo que tiene menos valor que las veces que un usuario es nombrado (replay), la cantidad de réplicas (RT) de su comentario e incluso el número de listas en las que está incluido.

    Sobre lo del ROI: es el eterno ente. Suena muy bien decir que es necesario exigir un ROI, pero es prácticamente imposible establecer uno que contente a todas las partes.

    me ha gustado mucho el artículo.

    • Gracias Pascual,

      Eso intento transmitir, que las legiones de zombies hacen bulto pero sirven más bien poco si se pretende obtener influencia real. EN cuanto al ROI, desde luego no puede ser general para todos, ya uno por uno y estudiando cada caso, lo mismo si se puede afinar mucho más en función de los kpi que se decidan con el cliente ¿no te parece? Si hablamos de generar tráfico a una web, por ejemplo, es más sencillo que si buscamos aumentar ventas de un comercio electrónico.

      Un abrazo
      Joaquín

  5. @vihedo55 dice:

    Me parece un artículo muy interesante.
    En las redes sociales actuales parece tener mas importancia la cantidad que la calidad, creo que ocurre igual en otros ámbitos como la Television donde lo único que parece importar es la audiencia y no la calidad del programa a emitir.
    En mi opinión no es el camino a seguir, no creo que sirva de mucho tener muchos followers a los que no interesa en absoluto lo que tienes que contar.
    Un saludo y enhorabuena por el artículo.

    • Hola,

      En TV lo malo es que la mala calidad de un programa muchas veces implica obtener audiencia…😉

      Ocurre lo que defino como “burro grande, ande o no ande”, conseguir cantidad es más sencillo que calidad y si el cliente no nos ha hecho fijar objetivos claros podemos marear la perdiz, como se dice. Lo que debemos hacer es divulgar para que se venda menos humo y se trabaje mejor. Aunque, siendo sinceros, las empresas podían también hacer un esfuerzo por su parte y aprender y valorar el trabajo que se hace en social media, es decir, pagarlo a un precio lógico y no a precio de saldo…

      Gracias por visitar el blog.
      Un saludo,
      Joaquín Mouriz

  6. @Migueldonosti dice:

    Muy buenas Joaquin.

    En efecto, estoy de acuerdo con tu idea de distinguir el seguir a un usuario del de hacerlo a una empresa.

    Es cierto, la “audiencia”, como a mí me gusta llamarla, es muy recomendable que interaccione, es decir, “¿tengo followers para fardar o realmente quiero atraer a esos usuarios por algo en concreto?”. Para llevar el perfil de una empresa es preciso conocer la temática que le rodea así como su público para poder llegar a ellos, y es que no nos damos cuenta de que un CM, hasta cierto punto, es el intermediario número uno.

    A menudo caemos en ese defecto: una empresa tiene que atraer a gente que se interese en la temática o mundo que le rodea. De ahí la calidad antes que la cantidad.

    Por ello, aplicando tu noción sobre los RT y las menciones, lanzo una pregunta: ¿es mejor un ROI de calidad o de cantidad? Traducido: ¿pocos y buenos o muchos y normales?

    Yo, personalmente, prefiero anteponer de calidad (primero aseguras fidelidad e interés y luego amplías tu círculo.

    Me ha parecido muy interesante tu postura, da gusto leer artículos de este tipo.

    • Hola Miguel,

      Sin duda apuesto por la calidad antes que por las legiones de zombies (me ha gustado el apelativo). Para mi eso es trabajar bien una comunidad en Twitter. Otra cosa es que conlleva más esfuerzo, dedicación y tiempo y, muchas veces, una agencia, o un freelance, no cobran lo suficiente para sacar beneficio si lo hacen de esa manera y toman atajos. Esa situación es la que hace proliferar “vende humos” que rebientan las tarifas razonables, desencanta a empresas que se dedicen por el social media, etc.

      Repito lo que antes he comentado. la empresa debería hacer un esfuerzo por informarse y formarse y sería mejor para todos. No todo es culpa de los profesionales de la comunicación en Internet, agencias y demás. Siempre he dicho que el progreso de la sociedad de la información es cosa de todos, cada uno haciendo su parte.

      Gracias por visitar el blog.
      Un cordial saludo,
      Joaquín Mouriz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: