Haciendo de abogado del diablo

Hoy he estado hablando con un par de compañeros de profesión, y además amigos, de todo un poco y, sobre todo, de eso del social media y todo lo que lo está envolviendo en los últimos tiempos. Una de las conclusiones de esa conversación puedo parafrasearla de un reciente tweet de otro buen amigo: “Esto huele cada vez más a año 2000”. ¿Qué quiero decir con esto? Sencillo, a veces me da la impresión que estamos inflando una burbuja.

En ésta línea recomiendo leer un artículo en el blog Sysomos titulado: “Why corporate social media fails” (Por qué falla el social media corporativo).  Se pueden leer argumentos interesantes sobre la preocupante endogamia del sector mediante la cual encontramos en la blogosfera, en la “Twitteresfera” y en demás redes sociales, constantes referencias a interesantes caso de éxito de distintas empresas en los social media. Lo que nos plantean es que jamás se hace referencia a que los fracasos se producen en un porcentaje infinitamente mayor que los éxitos y que la imagen que producimos no encaja con la realidad. Con ello generamos unas falsas expectativas que no dejan de ser un factor especulativo.

Esta sensación puede crear en las empresas una falsa necesidad y una urgencia en emprender acciones en este campo sin la debida reflexión y planificación estratégica. Lo que casi sin duda les puede conducir a fracasar en su empeño.

No me extiendo, pero me gustaría que se hablase mucho más de fracaso y que eso sirviera para que todos pusiéramos los pies en el suelo y aprendiéramos de errores pasados (aunque todavía recientes). Solamente dejo algunos apuntes y me remito a recomendar el artículo.

Principales causas del fracaso de las empresas en sus acciones en social media:

1.- Falta de un plan estratégico

2.- Ausencia de una planificación táctica

3.- Carestía de los recursos adecuados

4.- No poseer las habilidades apropiadas

5.- No entender el verdadero valor del contenido

6.- No ser capaces de construir las relaciones adecuadas con sus públicos

A veces, creo, hay que hacer un poco de abogado del diablo…

Acerca de Joaquín Mouriz Costa
Profesional de la comunicación corporativa en el ámbito de las TIC. Relacionado con las nuevas tecnologías desde 1996. Director de comunicación de la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI) hasta 2011. Desde el año 2003 profesor de comunicación en másters postgrado y executive. Actualmente Director de Comunicación, BNP Paribas Personal Finance (CETELEM) España. Emprendedor por naturaleza, así que seguiré evolucionando en todo aquello que suponga un reto profesional.

8 Responses to Haciendo de abogado del diablo

  1. Si no te entiendo mal, y después de tus clases… me da la sensación de que lo que más falta es en realidad un plan de comunicación (en el peor de los casos) o un plan de comunicación online (en el mejor).

    Una buena amiga, me recomendó hace poco un libro que creo que viene mucho al caso: El libro negro del emprendedor (Fernando Trías de Bes, Ed. Empresa Activa) donde explica “casos de fracaso” de los emprendedores para que los demás no caigamos en los mismos.
    Tal vez sería una buena idea crear un Blog😉 temático de “Las peores prácticas en Social Media” para precisamente ayudar a evitar esas situaciones donde todos podemos caer.

    En fin me lo anoto.

    • Hola,

      Pues no estaría mal. Siempre se aprende más de los errores que de los aciertos. Eso lo tienen muy claro en EEUU donde se valora en la carrera profesional los fracasos que se han tenido, no como aquí en nuestro país que parece que nadie es capaz de reconocer un error así lo maten.

      Lo del blog de fracasos no sería mala idea si consigues que alguien tenga arranques de sinceridad…

      Un saludo,
      Joaquín

  2. Javier dice:

    La gran diferencia con la burbuja del 2000, que yo viví de primera mano, es que en ese momento no había usuarios preparados para asimilar todas las novedades y tecnologías de la red. Ahora eso no ocurre, ahora hay muchos más usuarios activos, más preparados, más activos y más dispuestos a asimilar todas estas novedades tecnológicas, por no hablar del cambio de costumbres de la soiedad, más dirigida a la red.

    • Hola,

      Ya, en la teoría es muy bonito, pero la realidad es una penetración de internet del 50% en la población y un escaso 47% de empresas españolas con web corporativa. De manera que la especulación se crea de la misma manera porque a la empresa que no tiene conocimiento de Internet le están vendiendo humo igual que hace diez años y, en muchos casos, con los mismos escasos escrúpulos.

      Si abrimos y leemos la prensa o los medios en la red da la impresión que nuestra sociedad de la información es como la finlandesa, pero si bajamos a pie de calle…. como decía aquel “Anda que no nos queda”.

  3. Joaquín… ¿Ves como a veces esta bien bajar de la nube y poner un poco los pies en el suelo? ¡Felicidades!, una entrada sensata donde las haya.

    Bajemos un poquito de la nube y dejemos tanto ruido y tan pocas nueces… Cada cosa lleva su medida, tal cómo publiqué hace unos días en mi blog, todavía el marketing 1.0, incluso el tradicional tiene mucho que decir y aunque ya no se dan los ratios de hace unos años, todavía sigue funcionando bien.

    ¡Hay de mi si ya no funcionara, que ruina, porque básicamente por ahí siguen llegando el grueso de mis negocios…!

    Yo creo que no hay que dejar de pensar en las redes sociales y los social media diversos, pero con la prudencia que exige el sentido común y como se dice por aquí: sin prisa pero sin pausa.

    Hay que preparar el futuro sin dejar de trabajar en el presente. Quizás aquí aplicar La Matriz de Boston para las nueves tecnologías del marketing, puede ayudarnos a mantener un sano equilibrio entre lo que funciona y lo que funcionará.

    ¿No te parece?

    • Me decía el otro día un compañero de claustro que las revoluciones nunca se hacen en un sólo día. A veces parece que queremos adelantarnos a los sucesos. Esa es la sensación que me da la situación actual con el social media. Y te advierto que casi con Internet en general, parece que se quisiera hacer ver que se pretende demoler lo establecido e Internet siempre ha sido lo contrario, un complemento. Otra cosa es que su crecimiento nos haga plantear cambios en ciertos modelos de negocio. Pero eso es otra historia.

      Saludos Roberto.

  4. madebas dice:

    Muy oportuno pararse a reflexionar. Cuidado con el efecto 2000. Nadie cuenta sus fracasos. Muchos no llegan ni a fracaso, sencillamente se quedan en el camino.

  5. Green Bay dice:

    The most desirable things to engage in on the net is to examine resources, which happens to be the reasons why My spouse and I have to keep coming back at this website, you guys do a fantastic duty

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: