¿Qué se opina del sector de las relaciones públicas?

En primer lugar disculpas porque he despistado un poco con el titular (restos de mi etapa como periodista…). Verdaderamente el estudio de Gallup mete en el mismo saco los sectores de la publicidad y de las relaciones públicas; lo que a mi entender no tiene demasiado sentido. Pero bueno, los datos son los datos. Otro apunte. Evidentemente hablamos de la opinión de encuestados en EEUU.

Un tercio de los encuestados manifestaron una opinión positiva de la publicidad y la industria de las relaciones públicas (6 por ciento “muy positiva”, el 27 por ciento “algo positiva”). El 27% se mostraron “neutrales”. El 25% expresó una opinión más bien negativa mientras que el 11% “muy negativa”. Los porcentajes no son significativamente diferentes de los producidos en la última edición de verano de esta encuesta anual de Gallup.

En resumen, restando lo malo de lo bueno y obviando a los neutrales, el resultado es de -3%. A los americanos les caemos peor que su proveedor de acceso a Internet o que su operador de telefonía móvil, incluso que el fabricante de su automovil.

Comparando Foursquare con otras redes de geoposicionamiento

Hacía tiempo que no subía al blog una infografía. Venga, a comparar Foursquare con algunos de sus competidores…

¿Y cómo ven esto del social media los de marketing? Segunda parte

Si algo caracteriza a Internet, desde siempre, es la velocidad en su evolución, novedades, noticias, nacimientos, desapariciones. Un tsunami de información, tendencias y teorías diversas que hace que estar al día sea, como poco, sacrificado. El ejemplo más patente lo tenemos en esto que llamamos social media.

Siguiendo con el mismo argumento del anterior artículo sobre los profesionales del marketing y el social media, vamos a ir un poco más allá analizando si verdaderamente les preocupa el fenómeno y se toman la molestia de actualizar sus conocimientos sobre el tema.

The Creative Group llevó a cabo el pasado mayo un estudio entre profesionales del sector del marketing analizando su capacidad para estar al tanto de las nuevas tendencias. Como casi siempre en estos casos, los datos corresponden a EEUU:

Como podemos ver en este gráfico de eMarketer, el 35% opina que mantenerse al día no supone un reto, el 56% encuentra mayor complicación y el 9% cree que es un importante esfuerzo.

El siguiente paso es ver qué métodos utilizan los encuestados para hacer ese ejercicio de actualización profesional:

Las actividades presenciales son las más aceptadas, conferencias y seminarios por un 23% y eventos y encuentros de networking un 18%. Me llama la atención el escaso 7% referente a los blogs y también que no aparece, entre las principales respuestas, el aprendizaje autodidacta, la prueba y error tan útil.

Siempre que veo estos estudios pienso que es una lástima que en nuestro país existan tan pocas referencias en comparación con el mundo anglosajón.

¿Y cómo ven esto del social media los de marketing?

Siempre, lógicamente, escribo desde el punto de vista de la comunicación (que es mi profesión). Hoy vamos a variar. King Fish Media junto con HubSpot y Junta42 han encuestado a 450 ejecutivos de marketing sobre sus opiniones y usos de las herramientas de social media, qué importancia les dan en su trabajo y qué valor le dan al ROI en este campo.

El primer tema que trata el estudio es la existencia de un plan estratégico concreto en las empresas. Como vemos los resultados son sorprendentemente positivos: 72% tienen y un 80% lo pretende desarrolar en el próximo año.

Si hablamos de presupuestos, vemos que el 75% esperan que aumenten. Curiosamente, esos presupuestos están destinados a proyectos concretos en un 35%.

Si se les pregunta por los objetivos que persiguen con sus acciones en social media, el 70% afirma que buscar tanto captar nuevos clientes como fidelizar los existentes.

¿Qué herramientas usan y cuáles planean usar en un inmediato futuro? Muy curioso, LinkedIn es la primera de la lista con un tremendo 87%, aunque Youtube presenta la mayor proyección con un 53%.

¿Y qué acciones concretas están llevando a cabo y cuáles planean implementar? Disponer de cuenta corporativa en Twitter se lleva la palma y Youtube, de nuevo tiene la mayor proyección.

¿Qué importancia otorgan los ejecutivos de marketing a la calidad de los contenidos? ¿Y a la plataforma escogida para trabajar?

Y por no alargarme más vemos el ROI. ¿Qué sistemas utilizan en sus campañas de social media?

Observamos que el tráfico: visitas y páginas vistas, sigue siendo el método más común, seguido por el número de seguidores y, en tercer lugar, el tráfico generado a la web corporativa desde herramientas de social media.

Hay muchos temas más a tratar, así que aquí dejo el informe completo para el que quiera echarle un vistazo.

Generación de confianza en los social media

Como comentaba en el anterior artículo de este blog, generar confianza en las acciones de comunicación es la columna vertebral de nuestra profesión. Conceptos como credibilidad y transparencia tienen el mismo valor en la comunicación 2.0 que lo han tenido siempre.

Pero en los medios sociales existe la particularidad de la individualización de esa comunicación, podemos saber el nombre y apellidos de nuestro cliente. Eso facilita nuestro trabajo por una parte, y lo dificulta porque lo maximiza y parece que la falta de tiempo nos ahoga. Si logramos generar confianza en esa persona y convertirle en prescriptor será un éxito. ¿Por qué? Sencillamente porque la gente otorga mayor credibilidad a sus iguales. ¿Acaso desconfiamos de la recomendación de un amigo?. Otra cosa es que me pregunten ¿Y cómo consigo eso? Pues, amigo mío, ese es el secreto del social media. En FutureLab.net hay un artículo interesante al respecto: Be Human & Listen, This Is the Best Advice We Have?

Invoke Solutions ha llevado a cabo un estudio, Invoke Live! Social Networking Report. Básicamente el estudio muestra que el 65% de los encuestados sigue una marca o una empresa en Facebook y el 47% ha hecho un comentario en la página de una empresa en esa red social. El 31% hace lo mismo en Twitter.

¿Y qué pasa con la generación de confianza? Pues bien, cuando se les pregunta qué fuentes les generan mayor credibilidad, este es el resultado:

En primer lugar, confian plenamente en los post de blogs de gente que conocen, después de sus amigos en Facebook y, en tecer lugar, del Twitter de sus conocidos. Las empresas aparecen con sus blogs corporativos en cuarta posición, seguidos por sus páginas de empresa en Facebook.

En cuanto a qué actitudes son las que generan mayor confianza en los contenidos por parte del usuario de social media:

Los tres primeros factores son el diálogo abierto ante comentarios positivos y negativos, la calidad del contenido y los comentarios, y la receptividad del autor.

Si conseguimos enganchar a ese cliente ¿Qué es lo que hará él entonces?

Vemos que en primer lugar (47%) escribirá un comentario en la página de facebook de la empresa, después se hará lector de nuestro blog (41%).

El estudio es verdaderamente amplio y toca muchos temas. Aconsejo echarle un buen vistazo: Invoke Live! Social Networking Report.

Pragmatismo: Acción y comunicación en social media

Hablamos demasiado del fenómeno del social media. Lo malo es que siempre hablamos de cosas complejas que hacen parecer que estamos inventando la rueda y da la impresión, para los ajenos a este mundo online, que hay que pertenecer a una especie de “secta secreta”, expertos en comunicación 2.0 y social media marketing, para poder emprender acciones de comunicación en la Internet Social. Ese “elitismo” es una buena estrategia comercial.

Como todo lo que tiene que ver con Internet hay una parte técnica que implica el conocimiento de determinadas herramientas.  Quizá sea esa la parte que, equivocadamente, más echa para atrás a muchos. Además, nosotros mismos, hablando constantemente de social media optimization, content management systems, monitorización y analítica o de application programming interfaces, aumentamos esa sensación. No hay que confundir herramienta con mensaje.

Sin embargo lo difícil para una empresa a la hora de emprender acciones de este tipo en Internet no es la tecnología ni mucho menos, es lo de siempre: Tener la idea de lo que quiere conseguir y, algo engañosamente más simple: ¿Qué decir y cómo decirlo? Sin eso, no hay nada. ¿Recordamos este diagrama? ¿Acaso es que algo ha cambiado?

Pero antes de ese paso, la empresa tiene que hacer un ejercicio de reflexión y dejar de adorar su propio ombligo. Mau Santambrosio lo define perfectamente en su artículo “El Espejo del Diablo“.

¿Por qué es necesario? Simplemente porque entrar a conversar en redes sociales, microblogging o blogosfera implica abrirnos completamente y sin ese ejercicio de sinceridad mal camino vamos a emprender y encontraremos más perjuicio que beneficio. O dicho de otra manera, si no conocemos nuestra identidad, a duras penas generaremos la imagen correcta. Si no entendemos lo que estamos haciendo nunca vamos a poder sentirnos cómodos en este entorno. Cuando oímos la manida frase de El Manifiesto CluetrainLos mercados son conversaciones” olvidamos que queremos decir que ya no hablamos a masas sino a individuos y que, por lo tanto, no nos sirven las maneras tradicionales unidireccionales de comunicación. Otra frase ya célebre: Cambio de paradigmas.

¿Eso es cierto? Hoy por hoy no es para tanto. Desmitifiquemos eso de las conversaciones. La mayoría de las empresas comunican en social media casi de la misma manera que antes. Aún así existen fracasos y buenos resultados. ¿Quiénes? Grandes empresas con una imagen de marca muy fuerte y que tienen adeptos o “seguidores” antes que ninguno de nosotros hablara de Web 2.0. ¿Todos podemos hacer lo mismo? Sí claro. Podemos tener presencia en medios sociales, eso genera notoriedad, posicionamiento, reputación, publicidad… pero no es de lo que se supone que estamos hablando día y noche ¿o sí? Mientras, por si acaso, hagamos buzz… que menos da una piedra y como decía aquel “Que no nos pase ná“. Nada mejor que ver un caso práctico de “cuando pasa algo”: ¿Recordamos la crisis de Nestlé en redes sociales?. Es un buen ejemplo de exceso de tejado y poco cimiento. Una cosa es estar técnicamente y otra hacer adecuadamente.

Lo más difícil del social media es entender las reglas del juego y recordar que tenemos que usar mecanismos de comunicación realmente arcáicos. Siempre defiendo ante mis alumnos que no estamos frente a una evolución de la comunicación, sino ante una involución volviendo a las formas más tradicionales de la comunicación entre individuos pero, eso sí, teniendo en cuenta que un miembro de esa conversación es una empresa que debe olvidar que lo es… ¿No es eso ya suficientemente complicado…?

Hace ya tiempo, el filósofo norteamericano William James, uno de los impulsores del Pragmatismo, decía cosas como estas:

  1. No existe una verdad, sino que cada ser humano la posee por sí mismo, lo que le permite resolver sus problemas.
  2. No entiende por utilidad práctica la confirmación de la verdad objetiva mediante el criterio de la praxis, sino aquello que satisface los intereses subjetivos de los individuos. Lo verdadero, lo satisfactorio y lo útil confluyen en el mismo lugar.
  3. La división sujeto-objeto se establece únicamente dentro de los marcos de la experiencia, por lo que el conocimiento es un conjunto de verdades subjetivas.
  4. La prueba de la verdad de una proposición es su utilidad práctica. El propósito del pensamiento es guiar la acción, y el efecto de una idea es más importante que su origen.

Alfred Schütz, otro filósofo, ya decía en la primera mitad del siglo XX:

  1. El mundo de la vida cotidiana es el escenario y también el objeto de nuestras acciones e interacciones. Este mundo no es el mundo privado del individuo aislado, sino un mundo intersubjetivo, común a todos nosotros, en el cual tenemos intereses eminentemente prácticos.
  2. Todas las acciones sociales conllevan comunicación, y toda comunicación se basa necesariamente en actos ejecutivos para comunicarse con otros; por lo tanto, los sujetos deben llevar a cabo actos manifiestos en el mundo externo que se supongan interpretados por los otros como signos de lo que quieren transmitir.
  3. El mundo de la vida es intersubjetivo porque en él viven sujetos entre sujetos, con valores comunes y procesos de interpretación conjunta.

Y sobre todo:

  • Sólo una parte del conocimiento se origina dentro de la experiencia personal, y en su mayor parte es de origen social, es decir, ha sido transmitido por otros sujetos que enseñan a sus semejantes a definir el ambiente, a significar el entorno. El medio significador por excelencia que permite transmitir el conocimiento de origen social es el lenguaje cotidiano.

Como vemos, las bases de eso que se ha dado en llamar “social media” vienen de muy lejos. Son herramientas nuevas, sin embargo su combustible son mensajes ya antiguos, casi olvidados.

¿Y qué he querido decir con todo este aburrido discurso? Pues muy sencillo: No hay que dejarse llevar por los fuegos de artíficio del social media, palabrejas en inglés, complejas estrategias marketinianas o intrincados gráficos de monitorización. Todo eso es lo más fácil.

¿Qué es lo realmente difícil entonces? Hablar verdaderamente de tú a tú con la gente, con sinceridad y transparencia, escucharles y entenderles, reflexionar y actuar en consecuencia generando confianza. ¿Estamos haciendo eso de verdad? ¿Sabemos hacerlo? Es más… ¿Ese esfuerzo interesa a alguien?

Escuchemos a las personas. Miremos esta gráfica y veamos qué dicen los usuarios de redes sociales ¿Qué valoran como más adecuado para generar en ellos esa citada confianza?

Estudio “Invoke Live!”

Los tres primeros factores son el diálogo abierto ante comentarios positivos y negativos, la calidad del contenido y los comentarios, y la receptividad del autor. Nada demasiado complejo ¿verdad? Sinceridad, transparencia y credibilidad, o sea, lo de siempre en comunicación ¿no?

Necesidades formativas de los profesionales de la comunicación

El área de la comunicación obliga a los que nos dedicamos a esto a estar permanentemente actualizados. Internet y el fenómeno del social media ha dado un giro radical a las formas de comunicación y ha dejado obsoletas ciertas formas de trabajar. En este sentido las empresas alemanas Newsktuell y Faktenkontor han publicado un estudio en el que analizan la relación entre los profesionales de la comunicación y las distintas necesidades formativas:

El estudio se ha llevado a cabo entrevistando a más de 1000 directivos de comunicación y ante la pregunta: ¿Dónde ve usted la mayor necesidad formativa en los próximos 12 meses? (Espero se me disculpe la traducción del alemán que confieso que se ha hecho gracias a Google…).

Podemos ver que afirman que sus principales carencias, en un 70,4% se encuentran en la comunicación online y en las acciones de social media, en un 33% en la planificación estratégica, y un 22,6% en la optimización del flujo de trabajo y la calidad, y en la evaluación del trabajo en RRPP y creación de valor añadido.

Al preguntar a los encuestados qué formas prefiere para adquirir conocimientos. La respuesta más común, con un 57% es usando la prensa especializada, el 56,1% utiliza la búsqueda de información en Internet; y el 32% casos de éxito y estudios sectoriales.

También se les pregunta cuál es el mejor sistema de formación, el que más se ajusta a sus necesidades:

Un 42,1% se decanta por seminarios de unos dos días de duración. El 33,8% por seminarios de media jornada y el 20,7% por series de conferencia de una jornada.

También es interesante ver qué formación es la que más valor conceden los encuestados a la hora de seleccionar nuevas incorporaciones a sus departamentos de comunicación:

El 35% valora el nivel de estudios en general. El 30,1% los estudios específicos relacionados con comunicación y, en tercer lugar con un 14% la realización de algún master especializado.

En el estudio se puede ver qué es lo que más se valora para contratar un proveedor de formación o cuáles son las instituciones docentes alemanas que más se recomiendan para cursar estudios relacionados con la comunicación corporativa. Para los afortunados que dominan la lengua de Goethe.. aquí dejo un resumen del estudio por si alguien quiere profundizar en los datos.

Si una empresa no entiende la comunicación ¿Qué pretende hacer en Internet?

Hoy he recibido un correo electrónico de un profesional del mundo empresarial de dilatada experiencia (mucha y buena en el campo de las finanzas) y al cual admiro, lo confieso, pero que me ha sorprendido y mucho. Me hace pensar una vez más sobre la labor de divulgación constante que los profesionales de la comunicación debemos hacer cada día sobre las “bondades” de nuestro trabajo, y mucho más todavía cuando se trabaja con una pyme.

Entre los comentarios que hemos cruzado, sobre la labor de comunicación de una agencia encargada de comunicación externa, dice cosas como:

  • No olvidemos que nuestro negocio es tener clientes, al final de cuentas, lo demás son pamplinas.
  • Los socios de la empresa pensamos que la labor de una agencia de comunicación es crear noticias sobre nosotros.
  • Lo que no se puede medir, no se puede gestionar.

El primer comentario versa sobre la campaña iniciada hace escasos meses para conseguir notoriedad de una pequeña empresa. El segundo porque la agencia reclama material para trabajar. Y el tercero, pues, en fin, convicción en la gestión de intangibles. Con eso ponemos los comentarios en contexto.

Charlando con compañeros de profesión estas anécdotas sorprendentes se acumulan y dejan patente la necesidad de formar al empresario español de la pyme que, recordemos, representa el 99,9% del tejido empresarial nacional.

No cejo en mi empeño. Me ha gustado por su simplicidad el siguiente post de MuyPymes.com, así que resumo algunos de sus consejos sobre comunicación externa:

No te precipites: No nos engañemos. Las oportunidades que tienes de que tu primera nota de prensa sea publicada en la primera página de “El País” o “Expansión” son prácticamente cero.

Si somos una pequeña empresa de Ciudad Real y queremos tener algún tipo de repercursión en los medios de comunicación, deberemos centrarnos durante un tiempo exclusivamente en los medios locales. Estos primeros impactos son importantes, ya que es probable que nos puedan servir como plataforma para dar el salto a otros medios de comunicación con más difusión.

Periodistas relevantes: Cuando comenzamos a introducirnos en el mundo de los medios de comunicación, pronto descubrimos que no sólo es importante conocer las cabeceras de referencia en nuestro sector, sino desarrollar un contacto personal y directo con los periodistas.

Si cuando nos publican algo, nos tomamos la molestia en llamar por teléfono al medio y charlar  un par de minutos con la persona que ha escrito sobre nosotros, conseguiremos que el periodista “ponga cara” a lo que hasta entonces únicamente era el nombre de una empresa.

Continuando por este camino, podremos comenzar a construir una relación de cierta confianza entre los periodistas y nuestro negocio.

Pegado a la actualidad: Los periodistas siempre están buscando buenas historias con las que enganchar a su audiencia. Por este motivo, si somos capaces de desarrollar una información que de alguna forma esté relacionada con la actualidad del momento, tendremos más posibilidades de que nuestra noticia encuentre difusión en los medios de comunicación.

Llamar la atención: No importa lo bien redactada que esté nuestra noticia, ni lo impactante que pueda llegar a ser nuestro titular. En líneas generales, tendrá que vérselas con decenas de noticias que competirán entre sí para captar la atención del periodista, quien al final será el que tome la decisión de publicar o no.

Por este motivo, si queremos “asegurarnos” de que vamos a recibir la atención que “nos merecemos” tenemos que pensar cómo ser diferentes, cómo llamar la atención de los demás.

Muestra tus links: En nuestra web corporativa deberíamos contar con un espacio en el que incluimos links a las noticias que se han publicado sobre nosotros (sala de prensa). Como si de un efecto “bola de nieve” se tratase, resulta más probable aparecer en los medios de comunicación si ya lo hemos hecho antes.

Dejo algunos enlaces a sencillos artículos que cualquier gestor de una pyme no estaría de sobra que leyera para entrar en materia:

La comunicación de las pymes, un arma poderosa para vender más.

Comunicación y relaciones públicas: herramientas básicas para el crecimiento de tu PYME.

La comunicación de una empresa: Si su empresa no comunica, no existe.

Comunicación corporativa: 6 errores a evitar.

Aquí dejo también algunas reflexiones de mi buen amigo Enrique Alcat sobre la comunicación y la pyme extraidas de una de sus presentaciones:

¿Hace usted comunicación? “Esques…”

Sólo vale para las grandes empresas.
Sólo para las que ganan mucho dinero.
Lo más importante es producir y vender.
Son vendedores de humo.
Total pa qué…tampoco nos va tan mal.
Los periodistas publican lo que quieren.
Es un gasto. Con algo de publicidad ya vale.
He tenido alguna experiencia negativa.
No hay dinero para todo.

Hay que entender los “Paqués…”

La estrategia de comunicación ayuda a la estrategia de negocio.
Es una inversión, no un gasto.
¿Cómo queremos que sea percibida nuestra empresa?
Si tu empresa no dice lo que hacen otros dirán lo que no hace…
La comunicación siempre es rentable y ayuda a construir tu reputación. O la construyes tú o te la construyen.

¿Qué podemos conseguir con la comunicación en una pyme?

Transmitir confianza, fidelizar…
Mejorar posicionamiento.
Gestionar las percepciones.
Compromiso (directivos/empleados).
La comunicación es como el “eco”… devuelve lo que recibe.
Y el tamaño, de la empresa, no importa. Y el presupuesto tampoco ya que una buena estrategia no es sinónimo de un gran desembolso económico.
Es más barato invertir en comunicación que tener que gestionar las consecuencias de una mala o nula comunicación.
Comunicación integral y estratégica.
Comunicación interna y externa.
Y se puede medir.

Muchas veces pienso que hablo demasiado de Internet y el social media y me estoy olvidando de los cimientos. Si una empresa no entiende la comunicación ¿Qué pretende hacer en Internet?

Ya se sabe que en casa del herrero… cuchillo de palo

Aunque solamente sea por afinidad, tendemos a suponer que las empresas tecnológicas deben estar más cercanas a la comprensión del fenómeno del social media. Ya hemos visto en algún artículo anteriormente publicado en este blog que no es así.

La agencia Wildfire ha analizado cómo usan estas herramientas sociales las 50 empresas del 2009 Deloitte Fast Tech 50, es decir, las 50 empresas tecnológicas británicas de mayor cercimiento en los últimos cinco años.

  • El 90% de las empresas tienen presencia en dos o más redes sociales. Sin embargo sólo el 38% presentan enlaces a esas redes en la página principal de su web corporativa.
  • Solamente el 25% incluye enlace a Twitter en la home page. Enlace directo al blog de empresa tienen un 46% y ninguna de las empresas estudiadas que disponen de cuenta en Youtube (11 en total) hacen ninguna mención de ello. El 36% dispone de presencia en LinkedIn, pero tan sólo una lo muestra en su web.
  • Del 46% de empresas que disponen de blog, un escaso 20% lo actualiza semanalmente. La mayoría lo hace incluso mensualmente. 90% de la compañias escribe post sobre novedades y noticias, 43% habla sobre sus propios productos y únicamente el 22% comparte con sus lectores. Un corto 26% recibe comentarios regularmente en su blog y sólo 2 blogs corporativos tienen publicadas respuestas a esos comentarios…
  • EL 64% tienen presencia en Twitter. La mayoría usan el microblogging para dar noticias de su empresa (46%) o temas del sector (51%). Sólo el 3% de los tweets son RTs y los replies representan un 12% del total de tweets emitidos. Especialmente importante es el el43% de estas empresas nunca han hecho un replied a un tweet… Poco diálogo ¿no?
  • Si hablamos de facebook, un 40% de estas empresas tecnológicas tienen presencia en esta red. Su media de updates es de cinco a la semana. Un escaso 24% trabajan intentando crear una comunidad activa. La media de seguidores es de 164 fans.
  • Toca el turno a LinkedIn. El 72% tiene presencia en la red de networking profesional, pero solamente el 16% enlaza noticias o su propio blog. La mayor parte usan esta red como forma de reclutamiento de personal.
  • Hablamos de Youtube. El 24% disponen de cuenta y la mitad lo usan para hacer publicidad de sus nuevos productos, un tercio dispone de videos corporativos; y sólo un 4% lo utiliza para subir casos de estudio.

Como podemos ver, los resultados distan mucho de presentar un panorama de adaptación real al social media y queda camino por recorrer. Sin duda hay presencia empresarial en medios sociales, pero no se utiliza realmente para crear un vínculo con los públicos de estas empresas. No olvidemos que, paradójicamente, Gran Bretaña se encuentra entre los países europeos donde las redes sociales tienen más aceptación a nivel popular, por encima del 77%, es decir, los clientes están ahí.

Aquí dejo el informe para el que quiera dedicarle un poco de tiempo.

Uso de los social media en comunicación interna

Por segunda vez, la IABC Research Foundation, dependiente de la International Association of Business Communicators, realiza el “Employee Engagement Survey” de cara a determinar como las empresas comunican con sus empleados para mantener su implicación y productividad. Han participado en el estudio alrededor de 900 profesionales de la comunicación representando distintas áreas empresariales y geográficas.

El estudio trata muy diversos temas sobre comunicación en general y comunicación interna, en particular, pero me centraré en el uso de los social media. Primeramente veamos qué herramientas son las de mayor uso:

El correo electrónico con el 83% y las intranets con el 75% encabezan los resultados. Los social media se encuentran en décima posición con un escaso 12% de uso frecuente.

Si vemos la tabla correspondiente a los medios sociales más utilizados facebook está en lo más alto con el 45%, messengers y twitter el 44% y los blogs el 38%. Aunque si vemos la proyeción de uso en el futuro son los blogs los que llegarían al porcentaje más alto, un 67%.

Veamos ahora dos resultados interesantes, los porcentajes de políticas de fomento en el uso de herramientas de social media a nivel interno y, por otra parte, el uso que los altos directivos hacen de ellas:

En este último caso no podemos decir que el resultado sea positivo ya que un alto 60% no las usa.

Pero, cuando una empresa se decide a llevar a cabo una política interna de social media ¿Monitoriza la efectividad de sus acciones?

Ahí tenemos ese 52% que confiesa no usar ningún método de medida. No deja de ser sorprendente ¿o no?

En el estudio también podemos ver algunos resultados referentes al social media y su uso a nivel externo por parte del empleado. Volvemos a ver la existencia de políticas formales de empresa en este caso y el porcentaje que los altos ejecutivos hacen del social media:

En el primer caso las cifras son algo superiores, no mucho. Y en el segundo, pues… igual de escasas. ¿Y el seguimiento de estas acciones de social media a nivel externo?

Algo mejor pero tenemos un 43% de los encuestados que afirma no usar ningún método.

Para centrar estos datos hay que decir que el 26% de las empresas representadas tiene menos de 500 empleados y el 82,7% son lo de los EEUU. Sólo un 5% pertenecen a Europa Occidental. De cualquier forma estos estudios siempre reflejan datos que están por debajo de las espectativas mediáticas que cada día leemos en medios de comunicación y redes sociales. Debería hacernos reflexionar sobre la realidad.

Para aquellos que quieran dedicar tiempo a este estudio, aquí lo dejo para su descarga.