Twitter ¿alguien es capaz de absorber tanta información?

Este artículo nace  de una conversación en Twitter con Raúl Sola, fundador de la red social Pintacom.com (@raulsola) sobre los seguidores. Raúl pronunciaba una frase “Esa es mi eterna duda, quien sigue a mas de 100 cómo lo hace“.

Hay una inacabable disputa en Twitter sobre si seguir o no a todo aquel que te sigue. Ya en varias ocasiones he tratado el tema en este mismo blog y he dejado clara mi opinión. Pero me gustaría enfocarlo desde un punto de vista distinto dejando de lado el aspecto cuantitativo (y de egos twiteros) y acercarme más a la verdadera funcionalidad de Twitter en cuanto herramienta de emisión y recepción de información y a la capacidad que realmente tenemos de aprovechar esa información. Aquello del emisor, canal, receptor y mensaje que decía el diagrama de Shannon y Weaver.

Muchas veces me acusan de seguir a poca gente y de ser “grosero” no siguiendo a todo aquel que me sigue. Dejando a un lado a esos “seguidores nativos de Sebastopol” y acumuladores de followers a lo loco (que no me interesan lo más mínimo, entre otras cosas porque no hablo ruso), hay mucha gente que me gustaría seguir y que no puedo. ¿Por qué? La respuesta es sencilla: exceso de información que me veo incapaz de asumir y tratar adecuadamente por falta de tiempo material.

  • Me dicen ¿por qué no usas listas? Y lo hago, ¿pero eso qué quiere decir, directamente dejo gente fuera de mi atención escriba lo que escriba? ¿Entonces para qué les sigo si no puedo hacerles un RT, mencionarles o ni siquiera leerles?
  • Me dicen, es fácil. Tú usas Hootsuite así que mira solamente la columna de menciones y así puedes interactuar sin problemas con aquellos que te hacen RT o te mencionan. Correcto, pero entonces ¿Me pierdo información relevante de aquel que escribe pero no me hace RTs o menciones?. Este sistema puede funcionar con una empresa que use Twitter como atención al cliente, por ejemplo.

Twitter produce muchísima información, demasiada, y la clave es poder discriminar aquello que más nos interesa del tsunami de ruido inútil. Podemos ser follower de dos maneras:

  1. Como mero lector pasivo sin mayores pretensiones
  2. Intentando interactuar con la gente a la que seguimos y ser sociales
Todo depende de ¿Por qué y para qué usamos Twitter? La limitación está, a mi entender, en los que intentan usar Twitter de la segunda manera.
  • Al filo de este asunto, la empresa Sysomos analizó 1,2 billones (de los americanos) de mensajes en Twitter enviados entre agosto y septiembre de 2009. Descubrió que 7 de cada diez mensajes no producen ninguna reacción. Del resto, el 30%, sólo el 6% consigue un retweet, y el 92% de esos RT se producen en la primera hora después de emitirse el mensaje. Analizando las probabilidades, significa que menos de uno de cada 200 mensajes logran ser retuiteados después de una hora desde su lanzamiento. Aquí dejo el artículo. ¿Demasiado ruido en nuestro timeline? ¿Quizá seguimos a más gente de la que somos capaz de gestionar?
Firmemente creo que seguir a cinco mil personas (por decir una cifra) es absurdo completamente porque solamente estamos buscando reciprocidad y engrandecer nuestra cohorte de followers zombies. No tiene ninguna funcionalidad real de comunicación ya que un altísimo porcentaje ni nos van a leer ni tienen la más mínima intención y viceversa. Es una hipocresia inherente a Twitter y al afán coleccionista de sumar followers. ¿Cuánta gente somos capaces de seguir leyendo verdaderamente lo que escriben, al menos en parte, cada día? ¿100, 200, 300?
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.005 seguidores