Manifiesto por una Red Neutral

Los ciudadanos y las empresas usuarias de Internet adheridas a este texto manifestamos:

1.- Que Internet es una Red Neutral por diseño, desde su creación hasta su actual implementación, en la que la información fluye de manera libre, sin discriminación alguna en función de origen, destino, protocolo o contenido.

2.- Que las empresas, emprendedores y usuarios de Internet han podido crear servicios y productos en esa Red Neutral sin necesidad de autorizaciones ni acuerdos previos, dando lugar a una barrera de entrada prácticamente inexistente que ha permitido la explosión creativa, de innovación y de servicios que define el estado de la red actual.

3.- Que todos los usuarios, emprendedores y empresas de Internet han podido definir y ofrecer sus servicios en condiciones de igualdad llevando el concepto de la libre competencia hasta extremos nunca antes conocidos.

4.- Que Internet es el vehículo de libre expresión, libre información y desarrollo social más importante con el que cuentan ciudadanos y empresas. Su naturaleza no debe ser puesta en riesgo bajo ningún concepto.

5.- Que para posibilitar esa Red Neutral las operadoras deben transportar paquetes de datos de manera neutral sin erigirse en “aduaneros” del tráfico y sin favorecer o perjudicar a unos contenidos por encima de otros.

6.- Que la gestión del tráfico en situaciones puntuales y excepcionales de saturación de las redes debe acometerse de forma transparente, de acuerdo a criterios homogéneos de interés público y no discriminatorios ni comerciales.

7.- Que dicha restricción excepcional del tráfico por parte de las operadoras no puede convertirse en una alternativa sostenida a la inversión en redes.

8.- Que dicha Red Neutral se ve amenazada por operadoras interesadas en llegar a acuerdos comerciales por los que se privilegie o degrade el contenido según su relación comercial con la operadora.

9.- Que algunos operadores del mercado quieren “redefinir” la Red Neutral para manejarla de acuerdo con sus intereses, y esa pretensión debe ser evitada; la definición de las reglas fundamentales del funcionamiento de Internet debe basarse en el interés de quienes la usan, no de quienes la proveen.

10.- Que la respuesta ante esta amenaza para la red no puede ser la inacción: no hacer nada equivale a permitir que intereses privados puedan de facto llevar a cabo prácticas que afectan a las libertades fundamentales de los ciudadanos y la capacidad de las empresas para competir en igualdad de condiciones.

11.- Que es preciso y urgente instar al Gobierno a proteger de manera clara e inequívoca la Red Neutral, con el fin de proteger el valor de Internet de cara al desarrollo de una economía más productiva, moderna, eficiente y libre de injerencias e intromisiones indebidas. Para ello es preciso que cualquier moción que se apruebe vincule de manera indisoluble la definición de Red Neutral en el contenido de la futura ley que se promueve, y no condicione su aplicación a cuestiones que poco tienen que ver con ésta.

La Red Neutral es un concepto claro y definido en el ámbito académico, donde no suscita debate: los ciudadanos y las empresas tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquier otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido, como correspondencia privada que es en realidad.

Europa, y España en particular, se encuentran en medio de una crisis económica tan importante que obligará al cambio radical de su modelo productivo, y a un mejor aprovechamiento de la creatividad de sus ciudadanos. La Red Neutral es crucial a la hora de preservar un ecosistema que favorezca la competencia e innovación para la creación de los innumerables productos y servicios que quedan por inventar y descubrir. La capacidad de trabajar en red, de manera colaborativa, y en mercados conectados, afectará a todos los sectores y todas las empresas de nuestro país, lo que convierte a Internet en un factor clave actual y futuro en nuestro desarrollo económico y social, determinando en gran medida el nivel de competitividad del país. De ahí nuestra profunda preocupación por la preservación de la Red Neutral. Por eso instamos con urgencia al Gobierno español a ser proactivo en el contexto europeo y a legislar de manera clara e inequívoca en ese sentido.

Joaquín Mouriz Costa

Sin Neutralidad de la Red simplemente termina Internet

La Wikipedia nos dice: “Una red neutral es aquella que está libre de restricciones en las clases de equipamiento que pueden ser usadas y los modos de comunicación permitido, que no restringe el contenido, sitios y plataformas, y donde la comunicación no está irrazonablemente degradada por otras comunicaciones”.

La neutralidad en la red es como el aire que respiramos, nadie se da cuenta que existe porque siempre ha estado ahí, pero nos daremos mucha cuenta si desaparece…

Pero por haber usado siempre Internet de la misma manera mucha gente no entiende en realidad dónde radica el problema del que tanto se habla últimamente y, mucho menos, la importancia vital que tiene para el futuro que la neutralidad en la red se respete rigurosamente.

Veamos una sencilla explicación:

Creo que el video deja suficientemente claro que Internet es como es gracias a la neutralidad. Si estás leyendo este artículo es porque tú lo has decidido y nada ni nadie te ha puesto ningún impedimento. Esto podría dejar de ser así.

Pero ¿Por qué se pone en duda este concepto después de tantos años con Internet funcionando y creciendo?

La respuesta está en ese mismo crecimiento, en el uso masivo de la red y de las nuevas aportaciones tecnológicas que lo harán más universal si cabe. Actualmente estamos muy cerca de los 2000 millones de internautas, gente cada vez más acostumbrada a Internet y que, gracias a eso que se llama los medios sociales o social media, ha adquirido un poder de comunicación e influencia jamás visto con anterioridad. La llegada de los terminales de telefonía móvil “smartphones” (los más vendidos con diferencia, iphones, nexus, blackberries, etc)  puede hacer que la cifra de personas con capacidad de conectarse se dispare en pocos años. Pensemos que usuarios de telefonía móvil hay más de 4000 millones ¿Se imagina alguien la cifra resultante de la convergencia de ambos en poco tiempo? Eso es el mercado más grande del mundo y es, por decirlo de forma sencilla, la “gallina de los huevos de oro”. Y las operadoras de telecomunicaciones lo saben perfectamente…

Hace pocas fechas se debatió en el Senado español este asunto y no se consiguió un pronunciamiento claro. El próximo miércoles se vuelve a tratar el tema y sería de suma importancia que no se dilatara en el tiempo una decisión, y menos argumentando retrasos en función de futuras decisiones de la UE o que se aprobara un texto que fuera confuso en sus términos.

Si queremos que internet siga siendo un lugar donde toda la información fluya en igualdad de condiciones, donde una buena idea pueda competir, en función exclusivamente de su propio valor, con las grandes empresas y multinacionales, donde la opinión del ciudadano pueda influir en la sociedad y en la política, es necesario que se respete rigurosamente la neutralidad de la red y se haga oídos sordos a los cantos de sirenas de las grandes empresas interesadas en que este “status quo” desaparezca.

No debemos confundir términos: Una cosa es que se pueda considerar Internet como un derecho universal, es decir, que todos tengamos derecho a estar conectados. Otro cosa es que nos conectemos con un ancho de banda adecuado que ofrezca una velocidad y una relación calidad-precio adecuada; y otra muy diferente, es la neutralidad, que es que una vez conectados tengamos las mismas posibilidades reales de visitar cualquier web a lo largo y ancho del mundo sin ningún tipo de restricción. Que nadie quiera confudirnos con conceptos que son diferentes.

Termino dejando una reflexión. Internet no existe, esa red de información son realmente personas que crean cosas, millones de cosas, con la esperanza de que otras personas lean, vean y usen esas cosas. Pero esa esperanza se basa en que todos podemos llegar a verlas en igualdad de oportunidades. Si ese equilibrio desaparece, entonces Internet será una red en las que las grandes empresas y grupos de interés dominarán lo que podremos ver, nos dirán lo que podemos leer y favorecerán solamente las ideas que ellos quieran defender. Eso NO es libertad, eso NO es igualdad, eso NO ES INTERNET.

El mareo de las cifras de penetración de social media en la empresa española

Antes de empezar este artículo hay que recordar cuál es la estructura del tejido empresarial español que parece que todos tendemos a olvidar la realidad que nos rodea:

Analicemos los datos de DIRCE (Directorio central de empresas) del INE correspondientes a este año 2010.

Un total de 3.291.263 empresas. Si consideramos micropyme aquella empresa con menos de 10 empleados, nos encontramos que ese tramo se corresponde al 95,04% de total.

Siendo pequeña empresa el tramo de 10 a 49 empleados, eso hace que tenga un peso del 4,16% del total.

Mediana empresa, de 50 a 199 empleados. Eso ofrece un 0,63% del total.

Y finalmente, gran empresa con más de 200 trabajadores, 5078 empresas (más de cinco mil empleados sólo hay 101 empresas) que pesan un 0,15% del total. Antes de que alguien me critique diré que eso nos ofrece un 99,98%, o sea que poniendo tres decimales nos iríamos al 100% pero nos sirve para hacernos una idea bastante exacta. Por cierto, las empresas unipersonales sin asalariados son el 53,9% del total de empresas españolas.

Dejando de lado lo que todo esto puede significar y cómo afecta esta estructura a España (que sería otro debate) vamos al grano. ¿Cuántas empresas españolas usan los social media?

Leo en un reportaje de la revista anuncios que hoy circula por la Red:

  • “El uso de las redes sociales empieza a ser parte clave de la estrategia de las marcas a pesar de que casi la mitad de las empresas que operan en España todavía no se aprovecha de este nuevo poder para impactar en sus consumidores, según el estudio Influencia de las marcas en la sociedad 2.0, realizado por la agencia de publicidad NCA en colaboración con IE Business School”.
  • “Entre sus conclusiones, el informe señala que el 60% de las empresas utiliza Facebook como el medio por excelencia para sentirse cerca de sus clientes y provocar comentarios positivos sobre sus productos”.
  • “También el microblogging instantáneo de Twitter es ya conocido por las marcas, hasta el punto de que la mitad de ellas tuitean sus noticias y novedades“.
  • “Por su parte, el 27% de las empresas dispone de al menos un blog corporativo con el que establecer un diálogo fluido con sus clientes”.
  • (…) “hasta el punto de que el 34% y el 33% tienen canal en YouTube y Flickr, respectivamente, para subir y colgar sus vídeos o fotos”.

Bien, se está confundiendo “marca” y “empresa” usando indistintamente ambos términos. Esto lleva a confusión. En el estudio ”Influencia de las marcas en la sociedad 2.0″ nunca se habla de empresa, se habla de marcas. Si vemos la estructura empresarial española, nos damos cuenta del peligro que supone la confusión de ambos términos y la imagen que se genera entre las empresas y empresarios que leen este tipo de cosas en prensa. Sin olvidar la proliferación de datos sobre pymes o micropymes procedentes de estudios de otros países y no extrapolables a España.

Voy a añadir algunos datos para entender mejor el panorama español de empresa e Internet (Fuentes: ONTSI, INE, Fundación Orange, Fundación Banesto):

* Solamente el 54% del total de empresas españolas dispone de página web
* Sólo el 12% de ellas las rentabilizan
* Solamente el 11.1% de las empresas españolas realiza ventas por Internet
* El 80% de las que tienen comercio electrónico vende un 1% de su facturación por ese canal
* Solamente el 21% del total de empresas españolas compra por Internet
* Sólo el 55,9% de las micropymes tienen conexión a Internet

No he logrado encontrar ninguna referencia que diga cuántas empresas españolas usan los social media. Tenemos referentes en cuanto a su uso por parte de los integrantes del IBEX35 y que se han tratado en artículos de este mismo blog.

En esta línea, recientemente la Fundación Banesto ha publicado el estudio “Tendencias y usos de las redes sociales en la pequeña y mediana empresa española

Este estudio aporta estos datos sobre la Comunidad Balear.

– El 40% de las empresas de Baleares está presente en Facebook.
– La plataforma de microblogging Twitter es la que registra un mayor nivel de actividad entre las pymes que apuestan por las redes sociales.
– Un 74% de las empresas que apuestan por la optimización de la plataforma Twitter actualiza de forma regular este espacio.
– En cuanto a Flickr, un 67% de las organizaciones dicen renovarlo de manera continua.

Sinceramente sufro un personal mareo de cifras en los estudios sobre estos temas. Lo que está claro es que el uso de Internet en primer lugar, y del social media después, son una oportunidad para las empresas españolas. De eso no hay duda, pero deberíamos ser mucho más rigurosos en los estudios y especificar muy claramente de qué tipo de empresas hablamos cuando barajamos datos de penetración y uso de herramientas 2.0, de lo contrario solamente generamos confusión.

¿Qué opinan las empresas y directivos de la RSC?

Siempre estamos a vueltas con la RSC y si las empresas verdaderamente valoran esa actividad o sencillamente utilizan esas acciones como método de promoción o notoriedad a través de sus departamentos de comunicación. Realmente la RSC debe implicar una nueva forma de entender la empresa y el propio management ¿Es así?

La Fundación Adecco acaba de publicar un estudio que quiere dar respuesta a alguna de estas preguntas: El “1er Estudio de Directivos y RC”. Al inicio del estudio podemos leer:

“Desde que comenzó la crisis económica, se han postulado dos teorías diferenciadas en torno a la Responsabilidad Corporativa. La primera, cada vez más extinguida, defiende que la RC es hija de la bonanza económica y que sólo está al alcance de las cuentas de resultados más saneadas, con lo que podría llegar a su fin o recortarse significativamente en tiempos de crisis. La segunda, mucho más extendida y aceptada, es que la RC es precisamente la mejor respuesta en tiempos difíciles y el único camino para que una empresa sea sostenible y perdure en el tiempo. Al fin y al cabo, el desplome económico se produjo, entre otras cuestiones, por la búsqueda del beneficio exagerado a corto plazo y la irresponsabilidad de algunos decisores”.

El estudio se ha llevado a cabo sobre una encuesta a 120 altos mandos de compañías de todos los sectores, obteniendo la conclusión de que la gran mayoría (88,3%) se decanta por la segunda teoría y cree que la RC es un elemento esencial en la empresa del siglo XXI, pero sin embargo, un 31,3% reconoce que en su empresa no se presta la atención suficiente a las acciones de Responsabilidad Corporativa.

Los directivos distinguen perfectamente lo que son acciones de responsabilidad social corporativa de otro tipos de acciones sociales, filantrópicas, etc, de manera que la falta de desarrollo en sus empresas de este tipo de actividades es debida a una serie de obstáculos o frenos. ¿Cuáles son esos frenos?

Los principales, están relacionados con la falta de recursos económicos (90%) y la insuficiente implicación del Comité de dirección (80%), que inmerso en la vorágine diaria y en la resolución de problemas urgentes, ve muy difícil dedicar el tiempo necesario a estructurar la RC. Por detrás, destacan otros obstáculos como la escasa comunicación interna/dificultad para coordinar recursos (70%), y el desconocimiento (opción elegida por el 60% de los encuestados).

Especialmente interesante es saber la respuesta que se ofrece a esta pregunta: ¿Por qué una empresa debe ser responsable?

Aunque para la mayoría (65,3%) es una cuestión de principios y de ética, un 22,2% defiende que su principal función es generar reputación externa y publicidad. Para un 12,5%, la RC es un elemento diferenciador que aporta un valor con respecto a los competidores directos.

Para terminar dejamos dos preguntas y sus respuestas: ¿Estamos hablando de una cortina de humo? ¿Se pierde el foco de la empresa con estas acciones?

El 12,5% está completamente de acuerdo, o de acuerdo, con la afirmación de que “la RC es un cortina de humo para desviar la atención de otros problemas más relevantes”. En la misma línea, un 9,7% defiende la opinión de que “es una pérdida de dinero, tiempo y foco en lo verdaderamente importante”.

El estudio plantea y responde algunas cuestiones más, así que aquí queda un resumen para el que tenga más curiosidad.

Se puede ser español, autónomo o pequeña empresa y tener éxito en social media

Los que me conocen saben que siempre ando con el mismo discurso: España es un país de pymes y micropymes que, en su inmensa mayoría están alejadas de las nuevas tecnologías. El dato el demoledor, el 94% de las empresas existentes en nuestro país tienen 10 o menos empleados. De todas ellas solamente el 55,9% dispone de conexión a Internet. Y hay más, solamente el 54% del total de empresas españolas disponen de página web y únicamente un 12% las rentabilizan… Mucho camino por recorrer y todos estamos en ello.

Pero no por ser pequeño debes pensar que esto del social media está fuera de tus posibilidades por mucho que solamente leas casos de éxito de grandes empresas con grandes presupuestos o lejanos ejemplos de empresas de otros países que viven en un contexto social y tecnológico diferente.

En la Asociación Nacional de Empresas de Internet, ANEI, acabamos de lanzar un white paper junto con la agencia de comunicación Best Relations sobre casos de éxito de autónomos, micropymes y pymes españolas en social media. Creo que es interesante y muchos pueden verse reflejados en cuanto a tamaño y posibilidades.

En estos entornos una empresa pequeña, con la agilidad que le caracteriza, tiene muchas oportunidades. Pero para poder aprovecharlas hay que disponer del conocimiento para hacerlo. Por eso la divulgación es treméndamente importante.

Espero que disfrutéis de estos sencillos casos de éxito españoles: