Hemos perdido el tiempo y el dinero de todos

Normalmente dedico este blog a hablar de comunicación desde un punto de vista divulgativo y dejo siempre de lado los entresijos de mi actividad profesional como Director de Comunicación de la Asociación Nacional de Empresas de Internet, ANEI durante los últimos casi 8 años. Patronal con más de 500 empresas TIC asociadas en España. Después del acuerdo sobre la llamada “Ley Sinde” y del revuelo causado, ha llegado el momento de dar mi sincera opinión. Intentaré ser breve, lo prometo.

En primer lugar, nada ha sido una sorpresa. A pesar de todo el interminable caos mediático era la “crónica de una muerte anunciada”. Cuando se trabaja con instituciones públicas, y se ha escarmentado en muchas batallas, se sabe perfectamente cuándo los gobiernos (municipales, autonómicos o centrales) están jugando su particular “mareo de la perdiz”.

Hemos asistido a un magnífico ejemplo del funcionamiento de los partidos, las instituciones, su doblegamiento a intereses económicos de terceros, egoistas, partidistas, y su genial uso de personas y medios de comunicación. Eso es la política… Y los que piensen que lo que ocurre se hace por desconocimiento… están muy equivocados. No es esa la cuestión.

Ahora nos queda el derecho al pataleo y, de momento, la libertad de expresión…

Muchos personajes relevantes en la Red han mantenido reuniones con ministros y personajes de la cultura y han sido significados como representantes del sector Internet (para bien o para mal según opiniones pero con indudable buena voluntad por su parte). Sin embargo, las instituciones ya tenían en su poder documentación de todo tipo sobre: problemas y efectos secundarios de esta ley polémica, tanto a nivel usuario como empresarial (sobre todo ISPs) e incluso jurídico. Por lo tanto, y en mi opinión, solamente se ha usado el sistema de “mareo de la perdiz” y su renombre para despistar a la opinión pública sin que jamás hubiera habido ninguna intención de “dialogar”. Todo este tiempo hemos vivido un auténtico “diálogo de besugos”. Lo cual no deja de ser indignante pero nunca sorprendente en eso que se llama “comunicación política”…

Cuando desde una patronal y desde organizaciones sectoriales llevamos tantos meses intentando el diálogo, aportando soluciones, documentos, datos y cifras y no se obtiene respuesta, la cosa estaba clara… Si que es verdad que después del rechazo del congreso a la ley se atisbó una posibilidad de “aires nuevos” quizá apoyados en la situación dramática de nuestro país tan necesitado de nuevos modelos de gestión pública. Tristemente, ayer hemos despertado del sueño y hemos vuelto a la áspera realidad española. “Spain is different” que decía aquel slogan publicitario.

Hemos perdido, una vez más, la oportunidad de legislar usando la cabeza y crear un marco legal adecuado a los avances tecnológicos, escuchando a todos los profesionales y teniendo visión de estado y de futuro en beneficio general.

Independientemente de haberse usado el prestigio de personas, a los medios de comunicación y a la sociedad en general, lo que se ha hecho es crear de nuevo una ley obsoleta ya antes de nacer. Una ley que daña las libertades, que no favorece al tejido empresarial de Internet y que NO resuelve ningún problema, pero… que satisface a entidades de gestión, creadores de contenidos, intereses internacionales y artístas ¿Les satisface? Benditos ellos y su ingenuidad si lo creen así. Pues enhorabuena por una victoria pírrica. En muy poco tiempo se verá que la tecnología y los modelos de negocio caducos no entienden de leyes y que todo esto ni les va a mejorar su situación ni va a dejarles dormir por las noches. Solamente han retrasado el hecho de remangarse y tener que entender los cambios de nuestra época y evolucionar.

Simplemente hemos perdido el tiempo y el dinero de los contribuyentes.

Lo peor de todo esto es que no ha hecho más que empezar. Nos veremos las caras nuevamente con temas como la propiedad intelectual, nuevos modelos de protección de datos y, sobre todo, la neutralidad en la Red. Aunque muchos no lo entiendan… Todo tiene mucho que ver.

ACTUALIZACIÓN: Mi más sincero aplauso a Álex de la Iglesia. Con perdón de la expresión y alabando su coherencia: ¡Con un par de huevos bien puestos! Ojalá en España este ejemplo se difunda de una puñetera vez.

Acerca de Joaquín Mouriz Costa
Profesional de la comunicación corporativa en el ámbito de las TIC. Relacionado con las nuevas tecnologías desde 1996. Director de comunicación de la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI) hasta 2011. Desde el año 2003 profesor de comunicación en másters postgrado y executive. Actualmente Director de Comunicación, BNP Paribas Personal Finance (CETELEM) España. Emprendedor por naturaleza, así que seguiré evolucionando en todo aquello que suponga un reto profesional.

9 Responses to Hemos perdido el tiempo y el dinero de todos

  1. Pingback: Tweets that mention Hemos perdido el tiempo y el dinero de todos « Comunicación Corporativa -- Topsy.com

  2. damiangponce dice:

    Pues sinceramente gracias por tu opinión, porque ya quería yo escuchar, sin estridencias ni abanderamientos a un profiesional (lo que uno espera ser, la verdad), manifestar su opinión.
    Los desmadres de nuestra política, desde luego, son las Historias para no dormir, pero lo que no deja de asombrarme es el extremo caciquismo del “Yo sé lo que nos conviene y muera quien no opine como yo”, pues el debate ha estado en todos los lugares y plataformas imaginables y no ha habido ni un mínimo de feedback para con el resto. Es una ley unilateral, con reuniones de “aquellos que como yo piensan, luego piensan correctamente”, y que arrastrará, como bien has predicho, más de una y de dos consecuencias agravantes en el futuro próximo.
    Un abrazo.
    Damián.

    • No hemos asistido a nada nuevo, sí quizá algo más retorcido por una parte y descarado por otra. Pero yo creo que cualquiera con dos dedos de frente ya tiene claro lo que tenemos delante y quiénes tenemos delante. Todo se mueve por intereses muy obvios.

      Lo malo de todo esto es que es una historia mil veces repetida por distintos gobiernos, con diferentes problemas y quizá protagonistas también diversos. Pero al fin y al cabo es lo mismo una y otra vez.

      Ojalá me equivoque pero dudo mucho que en las urnas, municipales y autómicas a corto y legislativas a largo, veamos mucho efecto de todo este “buzz”.

      Los famosos en Internet lo son más y han aprovechado el oleaje para hacer lo suyo, los políticos van a su aire, como suele ser habitual y… la vida sigue igual, por desgracia para la salud de un estado democrático.

      Gracias por tu interés.
      Joaquín Mouriz

  3. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  4. Jose Varela dice:

    La verdad es que la industria del entretenimiento no ha sabido adaptarse a los cambios. La ley Sinde no es la solución y el espejo donde se debería mirar la industria española son los casos exitosos de Spotify o Itunes, donde partiendo de los mismos problemas presentes en España (piratería y facilidad de acceso a contenidos de forma gratuita) han logrado un crecimiento espectacular en poco tiempo. El sistema de negocio actual esta caduco.
    Los usuarios estamos dispuestos a “soportar” publicidad como ha demostrado Youtube y Spotify, la gente es realista y reconoce en su inmensa mayoría que el todo gratis es matar a la gallina de los huevos de oro y es insostenible.
    Con respecto a castigar en las urnas…el problema es castigar a quien, los tres principales partidos han sido los que han votado esta ley. La solució migrar hacia otros partidos si, pero a cuales, que castigo se llevarán si uno de los dos grandes va a gobernar igual, en mayoría o con el apoyo de CIU. Eso si, sigo pensando que la gente esta harta y que en algún momento el publo se levantará contra estos desmanes de los gobernantes. ¿Por qué no ahora? Hasta ahora nunca me había implicado tanto o había estdo tan dispuesto a implicarme

    • Hola Jose,

      Si en vez de arremeter contra Napster hace una década, la industria de la música hubiera sabido entender y aprovechar las TIC en su propio beneficio, ahora venderían online como churros y la situación sería diferente. ¿Quién manda hoy en día telegramas? ¿Qué está pasando con las postales navideñas? Son mil ejemplos desde pequeños detalles a grandes modelos de negocio. En la empresa, atrincherarse de espaldas al progreso tecnológico carece de sentido. Ya en la Red se puede leer cómo saltarse esta “Ley SInde” y que todo siga igual. No ha visto la luz y ya está muerta.

      En fin, lo pienso y cada vez me cabreo más con las noticias que salen y lo que leo en Internet. Esto es todo un inmenso absurdo. Lo único bueno de todo es que esta vez el que no quiera reconocer que se les “está viendo el plumero” es que está ciego.

      Un saludo
      Joaquín Mouriz

      • Luis Pérez dice:

        Aunque efectivamente hay una intencionalidad política y una manifiesta hipocresía y demagogia (¿mantiene la Ministra Sinde participación en empresas del sector audiovisual incompatibles con su cargo?) no debemos descartar cantidad suficiente del ya mencionado ingrediente IGNORANCIA.

        Porque a principios de los años ochenta el gurú de las nuevas tecnologías Miguel Ríos vaticinaba la desaparición del trabajador humano en su canción “Año 2000” y su sustitución por microordenadores. Son los empresarios, Sr. Ríos, quienes dieron lugar a la Tercera Revolución creando toda una industria y miles de millones de puestos de trabajo. Usted, además el año pasado -una década después de su profecía- se “retiraba” de la música por enésima vez, o sea que curro, “haberlo haylo”.

        Y es que poderoso caballero es Don Dinero, porque son precisamente los presuntos artistas que presumen de “progresistas” y “de izquierdas” en lugar de promocionar y universalizar la cultura y el conocimiento facilitando y DEMOCRATIZANDO su acceso, viven precisamente de un modelo de negocio contra el que vociferan.

        -Doña Pilar Bardem es propietaria de un negocio de recaudación de televisión en hospitales. Ojo, en vez de visitarlos, animarlos u organizar actividades culturales para sobrellevar la dura estancia en el hospital o apoyar las ONG de risoterapia, prefiere hacer negocio con el paciente, quizá deshauciado.

        -El Sr. Bautista, don Teodoro que dejó hace muchos muchos años los instrumentos de percusión por los de recaudación, cambiando el do-re-mi por el numismático sonido “clin-clin”.

        -Doña Ana Belén de ideología presuntamente de izquierda de corte comunista que no tiene inconveniente en cobrar los dineros de la Comunidad de Madrid para actuar en un programa de festejos a cuenta del gobierno regional.

        Toda esta patulea de hipócritas nos quieren dar luego a los emprendedores lecciones de moral, ética y se quejan de “lucro cesante”. Lo más patético es que se ha estado conformando toda la vida con 100 pesetas o menos de beneficio de mil ochocientas que costaba un CD.

        Y es que puede se uno de la ideología que se quiera, porque la economía y los mercados “pasan” de política, lo único que quieren es COHERENCIA.

  5. ¿Reducción al absurdo?. ¿tenemos lo que nos merecemos?. ¿tenemos alternativas?. Es cuestión de tiempo saberlo. España sigue estando demasiado polarizada, entre la izquierda, la derecha, y el resto; nacionalistas, independentistas, oportunistas

    Buscar una alineación de objetivos es misión política imposible. De ahí las negociaciones interminables, pasos en falso, y diálogos de besugos. Lo que de verdad les interesa es mantenerse el mayor tiempo posible en el poder..

    No sabemos el grado de caciquismo que aún persiste. La carencia de valores, unido a la ignorancia extrema, elevadas al poder, se convierten en potenciales generadores de desorden publico, social y económico.

    En España, sin duda, la crisis está institucionalizada e instaurada, con nombres y apellidos.

    Todos valen para todo, los políticos claro!! así nos va….

    La coherencia ¿dónde andará…?

    Ricar

    Ricar

    • El caciquismo, la ignorancia de la clase política en general, el egoismo, los intereses, la corrupción, la falta de preparación y de valores son un mal endémico de este país desde siempre. Solamente hay que echar un vistazo a la historia de España en los últimos siglos. Es triste pero es real…

      Últimamente me viene a la cabeza aquella frase referida al Mío Cid: “Qué buen vasallo si tuviera buen señor”. Y ya por ser pedante… creo que se trata de una clara influencia genética cartaginesa. Recuerda que Anibal no venció a Roma por falta de apoyo de la propia Cartago, y simplemente porque su victoria debilitaría el poder de otros. ¿El final? Todos lo saben, Roma venció en la Guerras Púnicas y Cartago desapareció de la historia.

      Se nota que no son horas de estar despierto🙂

      Muchas gracias por leer el blog.
      Un saludo,
      Joaquín Mouriz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: