¿Controlan las empresas el uso de redes sociales de sus empleados?

Siempre se ha creado polémica alrededor del uso, por parte de los empleados, de recursos de la empresa como el teléfono o el correo electrónico para fines privados. Evidentemente las redes sociales no escapan de esta eterna discusión y a ello se enfrentan los responsables de comunicación interna: ¿Es adecuado permitir a nuestros empleados el acceso a estas herramientas desde su puesto de trabajo?

La firma de abogados Proskauer ha publicado un estudio, “Social Networks in the Workplace around the World” que nos ilustra sobre cómo se enfrentan a este dilema las empresas. Para ello han encuestado más de 120 empresas alrededor del mundo (es curioso pararse a leer los diferentes marcos legales vigentes en los distintos países). Por ejemplo en España: “Las empresas están autorizadas a controlar el tiempo dedicado por los empleados en redes sociales mientras que están en el trabajo (siempre que hayan sido previamente informados de que dicha supervisión se llevará a cabo.”

Pero vayamos con los datos del estudio:

1.- ¿Se permite a todos los empleados en acceso a redes sociales en el trabajo para fines privados?

La respuesta mayoritaria, un 48,3%, es que está permitido de forma general mientras que un 26,7% solamente permite el acceso a algunos empleados. Finalmente un exacto 25% restringe absolutamente el acceso a herramientas de social media.

2.- ¿Monitoriza el uso de social media a sus empleados en el trabajo?

Un mayoritario 72,6% no realiza ningún tipo de monitorización.

3.- ¿Tiene su empresa algún tipo de política sobre el uso de social media en el trabajo?

En este caso solamente un 55,1% de las empresas encuestadas afirman haber elaborado una política concreta sobre el uso de redes sociales en el trabajo. ¿Pero cubren esas políticas el uso que los empleados hagan de redes sociales fuera del trabajo?

Un 16,5% de las empresas con políticas sobre el uso de social media por parte de sus empleados solamente lo normalizan a nivel interno; un 44% lo regulan tanto interna como externamente.

4.- ¿Es una ventaja o una desventaja permitir el uso de redes sociales a los empleados en el trabajo?

Solamente un 10,3% opina que es siempre una desventaja. Sin embargo un 55,2% cree que sólo puede ser una ventaja si se usan con fines profesionales mientras que el 31% lo considera siempre una ventaja.

Los resultados son diversos y no vemos que exista una política clara y definida. Curiosamente se hace una pregunta muy concreta ¿Se han tomado medidas disciplinarias contra empleados por su uso de social media en el trabajo? Un 68,7% no lo ha hecho mientras que el 31,3% afirma haber tomado ese tipo de acciones.

Después de ver estos datos ¿Es adecuado permitir el libre acceso a redes sociales a todos los trabajadores de una empresa? ¿Opiniones?

Aquí dejo el resumen del estudio: Social Networks in the Workplace around the World

Anuncios

Acerca de Joaquín Mouriz Costa
Profesional de la comunicación corporativa en el ámbito de las TIC. Relacionado con las nuevas tecnologías desde 1996. Director de comunicación de la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI) hasta 2011. Desde el año 2003 profesor de comunicación en másters postgrado y executive. Actualmente Director de Comunicación, BNP Paribas Personal Finance (CETELEM) España. Emprendedor por naturaleza, así que seguiré evolucionando en todo aquello que suponga un reto profesional.

14 Responses to ¿Controlan las empresas el uso de redes sociales de sus empleados?

  1. En mi trabajo han quitado directamente el acceso a facebook de los terminales convencionales, primero utilizaron las restricciones de url a través de un antivirus y luego al comprobar que se seguian utilizando han realizado restricciones a nivel de moden capando estas url de forma definitiva.

    • Hola Ricardo,

      Gracias por tu comentario. ¿Qué se puede decir? No es nada extraño. Los social media son una herramienta estupenda para perder el tiempo, si eso es lo que se quiere hacer, como para darle un valor añadido al trabajo, si así se entiende y se hace ¿De qué depende entonces capar el acceso o no en una empresa? Creo que fundamentalmente es una cuestión de entender conceptos. Pero no solamente por parte de los empresarios o directivos, sino también por parte de los empleados.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un saludo,
      Joaquín Mouriz

  2. Oscar Trenado says:

    En unas épocas en las que no existía como existe ahora el uso de facebook y similares, experimenté en una empresa las restricciones a determinadas páginas a nivel de modem.

    El resultado fue el uso de alternativas (encubridores de url, cache de google, etc…) para el acceso a dichas páginas.

    Personalmente creo que las prohibiciones no funcionan. Es más, el realizar esas prohibiciones sirve para que los empleados “pierdan el tiempo” en el uso de estas redes sociales, además de en la búsqueda de la forma de saltarse esas prohibiciones.

    • Amigo mío…. Hecha la ley… Hecha la trampa 🙂 Yo reo que algún tiempo dedicado a formar a los empleados para que sepan aprovechar todo esto sería estupendo. Lo que me pregunto es, si dadas las circunstancias generales, no será mucho pedir…
      Como siempre gracias por tu tiempo.
      Un abrazo
      Joaquín

      • Oscar Trenado says:

        Hace poco presencié un debate en LinkedIn sobre el mismo tema.

        Los comentarios de la gente, que en teoría tiene unos conocimientos mínimos en redes sociales porque sino no estarían en LinkedIn, y mucho menos siguiendo debates, estaban más en la sintonía de hasta prohibir el uso de Internet a sus empleados, cualquier página. (¿?)

        Creo que si, es mucho pedir, no por las circunstancias sino por la mentalidad.

      • Hombre… lo de prohibir hasta el uso de Internet es “inquisitorial”. Me gustaría saber desde dónde se estaban conectando los que hacían ese comentario 😉 Ya lo decía mi abuelo: “En este mundo tiene que haber de todo…”

  3. Elena Rubio says:

    En nuestro caso tenemos prohibido el uso en el trabajo para fines privados. Y además, nos estamos planteando marcar una política de uso de redes sociales por parte de empleados fuera del trabajo (para todo lo que tenga que ver con la imagen de la empresa, claro). ¿Pensais que es recomendable marcar una política al respecto?

    • La cuestión es la cultura de tu empresa. ¿Tenéis prohibido el uso del mail con fines privados? ¿Las llamadas?¿Está cerrado el messenger? ¿ O la gente sobreentiende lo que es un uso racional y lógico sin tener que decirle nada? Si me permites una cierta franqueza, lo que personalmente detecto es que tenéis una lógica de control y no una lógica de participación y de colaboración/cocreación con empleados y clientes. Una cultura de empresa madura sabe lo que tiene que hacer. Si la cultura puede con ello, no hace falta política. Pensad por un momento que la gente tiene móviles privados con capacidades plenas para interactuar en redes sociales: si quieren hacerlo, lo harán de todos modos aunque lo prohibais. Muchas empresas fijan una política, yo me atrevo a sugerir crear un sistema de recomendaciones que será mucho mejor si se hace con la participación y con un debate con los propios afectados: tratadles como adultos, no os defraudarán. Con un poco de entrenamiento a la plantilla, mejor. Por otro lado, os interesa que la gente cree blogs con vuestras temáticas y que tuiteen o divulguen ideas y conocimientos que son, al final del día, de alto valor de vinculación de clientes. Esa visión creativa del uso de las redes es algo incompatible con la idea de “prohibir”. Requiere asumir que la gente tiene grados de libertad y que sabe ejercerla. Pero sólo vosotros conocéis vuestra realidad: en definitiva, tenéis que elegir un objetivo. Si pensais que debeis hacer un uso destinado a generar valor a largo plazo de la presencia de vuestros empleados (¡compañeros y colegas!) en la red, y pensais que no tenéis una cultura apropiada para ello, la cuestión es elegir un camino progresivo a la meta.

    • La verdad es que estoy completamente de acuerdo con Gonzalo. La prohibición a esos extremos carece de sentido ¿Cuál es el objetivo, el control? ¿Cuál es el grado de confianza en vuestro público interno? Si tenéis datos que os empujan a tonar esa decisión entonces lo que tenéis es un grave problema de recursos humanos, gente nada fidelizada, sin sentimiento de pertenencia, etc. No tiene lógica en pleno siglo XXI tratar de esa forma al colaborador. ¿Habéis pensado qué van a sentir ellos con esa decisión y las consecuencias en el clima laboral? Una cosa es crear un manual sobre uso de social media dando unas directrices/consejos que simplemente apelan al sentido común, y otra imponer una normativa férrea.

      En todo caso eso siempre depende la de la cúpula directiva de la empresa y de su grado real de comprensión de lo que realmente supone la socialización en el management. A veces no depende de ellos sino de la casa matriz. Ahí complicamos el panorama y se debe trabajar paso a paso.

      ¿Se debe marcar una política? La respuesta es sí, pero eso no quiere decir que tengamos que redactar un código penal 🙂

  4. Elena Rubio says:

    Joaquin, Gonzalo, muchas gracias por vuestros comentarios. Respondiendo a lo que habeis comentado simplemente añadir que existen realidades empresariales muy diferentes con perfiles de empleados también muy distintos. Concretamente en nuestro sector, el hostelero, donde desgraciadamente prima mucho la eventualidad, es difícil “fidelizar” al público interno y crear una cultura de empresa tan potente que haga innecesario plantear ciertas “normas” con respecto al uso de las redes sociales en el trabajo (o fuera de él).

    • Por eso te hablaba de la cultura de la empresa y que no hay una solución única para todo el mundo. En todo caso, sigo creyendo que la gente hará lo que quiera, tarde o temprano gracias a los móviles.

  5. Joaquin Rodríguez says:

    La afirmación “Las empresas están autorizadas ( …) previamente informados de que dicha supervisión se llevará a cabo” ¿cuál es su fuente?

    • Estimado tocayo,

      Fuente mía en absoluto… La firma de abogados Proskauer ha publicado un estudio, “Social Networks in the Workplace around the World” En el propio estudio encontrás información al respecto. Personalmente no me interesa tanto el aspecto legal en cada país como el propio concepto de permitir o no a los empleados usar determinadas herramientas; hecho que me hace pensar sobre cómo entienden las compañía el fenómeno del social media.

      Gracias por tu comentario.
      Un saludo,
      Joaquín Mouriz

      • He tenido la experiencia de una empresa donde no se puede publicar una guía de conducta en medios sociales porque la asesoría jurídica recuerda que todos los empleados (de esa empresa) firman una cláusula por la que no pueden hablar en representación de la compañía. Ya lo harán ellos por su cuenta, me digo yo. Pero te pierdes su valor para construir, cooperar y crear relaciones enriquecidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: