Lamento por la desaparición de las tiendas de discos y los videoclubs

Nuestra Ministra de Cultura, Doña Ángeles González-Sinde, durante su intervención en Nueva Economía Fórum, hizo varias declaraciones. Entre ellas, la ministra lamentó la desaparición de las tiendas de discos en los últimos meses así como de los videoclubs, a los que considera una fuente de financiación importante para el cine.

Por relaciones familiares viajo bastante a Soria. En una de mis últimas visitas hablé con el propietario del único burro que quedaba en un pueblo. ¿Por qué? Si miramos en Internet encontramos respuestas a la escasez de este animal:

“La modernización de los medios de transporte y la mecanización del campo los mandó al paro. Pocos recuerdan que durante siglos sirvieron como animal de carga y tracción. De 1.200.000 ejemplares que había en España al finalizar la Guerra Civil, hoy los expertos estiman que sólo subsisten alrededor de 50.000. Los especialistas alertan de que este animal doméstico, protagonista de numerosos refranes y canciones, tiene los días contados. El mejor amigo del campesino está en peligro de extinción. Las seis razas puras de burros españoles se encuentran amenazadas. Asnos catalanes, mallorquines, zamorano-leoneses, andaluces, majoreros (Fuerteventura) y de Las Encartaciones, en Vizcaya, apuran sus últimas oportunidades de supervivencia”.

Fuente: Hoyagro.com

Con todo el respeto que merece un empresario que ariesga su capital y dedica una vida a cualquier negocio; lo que es obvio es que los tiempos cambian, queramos o no, y que los modelos de negocio quedan obsoletos, queramos o no, por muy rentables que fueran en los años 80 y 90. ¿Tiene Internet la culpa? Pues claro que sí, una tecnología extingue la anterior como fue el caso de los asnos, hasta llevarles hasta el borde de la extinción como especie. Sin embargo, uno no deja de sorprenderse con determinadas afirmaciones que parecen ancladas en un aire de “cualquier tiempo pasado fue mejor”.

La empresa o se adapta y evoluciona o muere y se acabó. Intentar perpetuar modelos obsoletos es negar la verdad perdiendo tiempo y dinero. ¿No son ambos tipos de negocio perfectamente trasladables a un formato de comercio electrónico en múltiples soportes, CD, DVD o archivos descargables? Por ejemplo, donde yo vivía cerró hace ya algún tiempo la tienda de Blockbuster. Sin embargo en EEUU vemos que sigue su negocio pero también permite el alquiler de películas mediante descarga para cualquier soporte.

La diligencia era magnífica como medio de transporte, pero llegó el ferrocarril, después los aviones comerciales y ahora el tren de alta velocidad. Y es que ya lo decía Don Hilarión en la zarzuela “La Verbena de la Paloma”: “Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad“.

Anuncios

Estudio: “La Comunicación con inversores y analistas en tiempos de crisis”

La consultora Estudio de Comunicación y el diario Expansión han realizado este estudio sobre la información de las sociedades cotizadas a analistas, inversores y accionistas. Para la elaboración de este trabajo se realizaron un total de 222 entrevistas personales a analistas nacionales e internacionales, ejecutivos de family office, gestores de fondos de inversión, compañías de capital riesgo, agentes de Bolsa y accionistas e inversores individuales.

Preguntados los distintos inversores sobre si la actual crisis económica y financiera está influyendo en la Comunicación entre las empresas y sus públicos objetivo, las respuestas señalan que la crisis afecta a las relaciones con accionistas e inversores, pero menos a las que las cotizadas tienen con los analistas. Estos últimos, según los datos obtenidos, no han visto negativamente influida su relación con las empresas a causa de la situación económica. Los datos se concretan en que el 53,3 por ciento de los entrevistados cree que los inversores son los más afectados en sus relaciones con las sociedades cotizadas a consecuencia de la crisis. Si la pregunta se refiere a los accionistas, el porcentaje es ligeramente inferior: 50, 9 por ciento.

Respecto a las vías de Comunicación empleadas por las empresas para informar a sus públicos, el más utilizado actualmente es el correo electrónico. Los entrevistados consideran que esta herramienta es destacadamente más útil que otras vías como las memorias anuales o las cartas del presidente del consejo.

Otras de las conclusiones destacables del estudio son:

–          Un 68,9 por ciento de los entrevistados cree que en tiempos de crisis se debe incrementar el esfuerzo para mantener bien informados a los accionistas, inversores y analistas.

–          Un 68,5 por ciento de los entrevistados manifiesta haberse puesto en contacto con las compañías cotizadas para ampliar la información que éstas ofrecen espontáneamente. De ellos, un 63,8 se considera bien tratado e informado y un 20,4 por ciento tratado amablemente pero deficientemente informado.

–          La memoria anual sólo es considerada ‘útil’ como fuente de información por el 5,2 por ciento de los entrevistados.

–          Un 49 por ciento de los entrevistados considera que hay asuntos como flujos de caja, estructura de la deuda o salarios de directivos sobre los que se informa mal.

–          Un 74,3 por ciento creen que la CNMV y el Banco de España deberían controlar más la información que las cotizadas emiten al mercado.

–          En escenarios de crisis, los entrevistados demandan más información de la que habitualmente generan las empresas, aunque se reconoce, en general, la gestión de los departamentos de Relaciones con Inversores.

informacion-bursatil-internEn las entrevistas de chequeo (previas al trabajo ‘ de campo’ del estudio), se comprobó que analistas e inversores, principalmente, tendían a hacer una excepción en sus comentarios cuando se referían a los Medios digitales. Esta fue la causa de que se incluyera en esta apartado una pregunta relativa al control de la información bursátil y financiera que se difunde en Internet.

Un contundente 63 por ciento de los entrevistados opinaron que es necesario controlar más la información que se difunde en Internet y para un 23, 4 no es necesario.

Fuente: Estudio de Comunicación

Estudio Completo

¿Pagar o no pagar por leer la prensa online?

Este debate es muy viejo y ha sufrido muchos altibajos desde 1999. Ahora, en el panorama de crisis económica y de delicada situación de las empresas de comunicación, renace nuevamente. En España tenemos el caso candente de el diario El Mundo. ¿Dónde va a parar todo esto?

Las respuestas son muchas y variadas en un entorno como Internet donde el concepto de gratuidad está muy arraigado y donde existen corrientes de pensamiento que incluso consideran que ese debe ser el camino obteniendo retorno económico por otras vías. Recordemos que a principios de año tendremos el nuevo libro de Chris Anderson “Free”.

Hoy leo los resultados de dos estudios. El primero de ellos realizado gracias a datos de Nielsen por la Asociación de Editores Online en Estados Unidos. Según los datos del estudio, los internautas pasaron un 42% de su tiempo online en portales de contenido, un 13% en web de comercio online y un 13% en redes sociales o páginas para comunicarse, mientras que el tiempo que se dedica a las búsquedas alcanza el 5%.

“En un año ha habido un giro desde las comunicaciones hacia el contenido, donde éste es la guía para la mayoría de las personas no sólo en la cuota sino en la cantidad de tiempo que gasta”, afirma Pam Horan, presidente de la OPA. “La caída en las comunicaciones ha venido acompañada de un incremento de estos portales”.

Fuente: MarketingDirecto.com

El segundo, un estudio de Harris Interactive, que reveló que introducir el pago para el acceso a los contenidos en internet puede llevar a los internautas a buscar otras fuentes gratuitas. Un 75% de los lectores buscaría un medio alternativo sin coste.

Sólo un 5% de los encuestados afirmó que continuaría siendo fiel a sus medios preferidos, algo que según los autores del informe no compensaría las pérdidas de anunciantes de los editores al disminuir el universo de visitas gratuitas.

Andrew Freeman, consultor de Harris Interactive, dijo que los consumidores siempre eligen las alternativas gratuitas antes que las de pago, un hecho que podría afectar a los medios que están apostando por cobrar por sus ediciones online.

Fuente: MarketingDirecto.com

Mientras tanto el “Rey de Internet”, Google, mira la batalla. Eric Schmidt, consejero delegado de Google se ha mostrado contrario a este modelo de negocio (contenidos de pago) ya que considera que será difícil lograr ingresos.

Pero después de que la industria editorial estadounidense criticara severamente a Google por ofrecer el servicio gratuito de noticias (Google News), el buscador más grande del mundo contrataca al proponer una plataforma de pago por los contenidos de los periódicos en Internet. Para ello ha convocado a la Asociación de Editores de Periódicos, la NAA. De concretarse la propuesta, Google competiría directamente con Journalism Online que ha anunciado que se encuentra en negociaciones con más de 500 periódicos para ofrecer el mismo servicio.

Fuente: Expansión.com

El escenario es convulso. Crisis económica, crisis de inversión publicitaria, ERE’s en medios de comunicación día sí, día no, y lo que parece peor, una crisis de modelo de negocio.

¿Es el internauta español tendente a pagar por contenidos online?

La vida está llena de sorpresas y los expertos en marketing dicen que los consumidores actúan por impulsos dificilmente comprensibles en el fondo, pero sí que sería una gran sorpresa si en España un diario online consigue que un modelo de pago triunfe en estos momentos.

¿Son las redes sociales enemigas de las empresas?

Acabo de leer este artículo en el diario El Economista y se me han puesto los pelos como escarpias… Lo comentaremos con algo más de tranquilidad.

El espectacular crecimiento de las redes sociales en Internet está cambiando la forma de comunicarse, compartir ideas y difundir información. Pero, ¿puede suponer esto un problema para la reputación de las empresas? Cada vez más las empresas se preocupan por lo que sus empleados dicen de ellas Facebook o Twitter, pero, ¿es ético ‘controlar’ lo que dicen de ellas? La imagen corporativa está en juego.

La mejora de la conectividad mundial está acabando con la frontera que separa la vida profesional y privada. Y si bien la apertura de estas nuevas herramientas de comunicación crea grandes oportunidades, también pueden provocar grandes dilemas éticos, presentando un gran reto para las empresas que pueden ver como sus marcas quedan expuestas y vulnerables. ¿Debe una empresa espiar lo que sus empleados dicen en redes sociales?

Según un estudio realizado por Deloitte, existe un gran riesgo para la reputación en este tipo de páginas. De esta manera, el 74% de los encuestados creen que es fácil dañar la reputación de una marca a través de sitios como Facebook, Twitter y YouTube.

¿Tienen derecho a ‘controlar’ a los empleados?

Respecto a su uso y acceso hay diferentes opiniones sobre el uso y acceso. Según el último estudio de Deloitte al respecto, el 60% de los ejecutivos de negocios dicen que tienen “derecho a saber” cómo sus empleados les retratan a ellos y a la empresa. Mientras que el 53% de los trabajadores sostienen que “las páginas de redes sociales no son de la incumbencia de la empresa”, aunque el 74% reconoce que las redes sociales son un canal donde es fácil dañar la reputación corporativa.

Tan sólo 17% de los ejecutivos encuestados comprueba las opiniones de sus empleados en las redes sociales. Sin embargo, el 49% de los empleados afirma que no cambiaría su comportamiento aunque se les vigilara.

Entonces, ¿qué deberían hacer los jefes? Según recoge Deloitte, las empresas deberían establecer las políticas al respecto. Sin embargo, casi la mitad de los encuestados dicen que esas directrices no cambiarán la forma en que se comportan en el ciberespacio. Por lo tanto, las organizaciones deben hacer hincapié en la cultura, valores y ética a fin de mitigar los riesgos para la reputación de la empresa.

Fuente: El Economista

“Cómo valoran la RSC, el liderazgo, la imagen pública y la Comunicación los futuros empresarios y directivos”

Los alumnos de MBA y programas de posgrado así como del último curso de carreras universitarias orientadas a la gestión empresarial consideran que la Comunicación es una herramienta estratégica de gestión imprescindible para el éxito de compañías o instituciones. Ésta es una de las conclusiones del estudio “Cómo valoran la RSC, el liderazgo, la imagen pública y la Comunicación los futuros empresarios y directivos” elaborado por la consultora Estudio de Comunicación, Firma líder en Comunicación empresarial en España, y el diario económico El Economista.

Durante los últimos quince años, aspectos de la gestión de intangibles como la Comunicación, el liderazgo, la imagen pública o la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) han ido ganando peso en la cultura empresarial e institucional. Este estudio ha permitido conocer la percepción de todos estos intangibles entre los que serán los futuros líderes empresariales de nuestro país.

Para la elaboración de este trabajo se han realizado 377 entrevistas personales, la mayoría de ellas presenciales, en las escuelas y facultades más importantes de España: las universidades Complutense de Madrid (UCM), Pontificia de Comillas (ICADE), Deusto, CEU San Pablo y Autónoma de Madrid (UAM); y las escuelas de negocio IESE, ESIC. Deusto e IE Business School, entre otras.

Algunas de las conclusiones del estudio son:

–         El líder sobre todo debe ser motivador, buen comunicador, pero debe tener un bajo perfil público.   

–         Las principales funciones de la Comunicación Interna son, a juicio de los entrevistados, informar de la marcha de la organización y ayudar a coordinar el esfuerzo de los equipos.

–         Las cualidades más apreciadas en el líder de una empresa son, sobre todo, una buena capacidad comunicativa y motivadora y habilidad en la gestión de equipos. Sin embargo, los encuestados no creen relevante que sea un buen técnico.

–         Al calificar la importancia que los entrevistados dan al Departamento de Comunicación, un 66 por ciento otorga la máxima nota si se trata de instituciones, pero este grado de importancia baja a un 52 por ciento si se refiere a empresas.

–         A pesar de que la mayoría asimila la Comunicación a una función individual, un 40 por ciento de los alumnos entrevistados opina que comunicar es cosa de toda la organización en su conjunto.

–         La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) tiene la máxima importancia para un 49 por ciento de los entrevistados. Éstos, sin embargo, dan más valor a la transparencia (un 68 por ciento) a la que consideran “vital para la gestión de la empresa” y una “obligación ética”.

–         Un tercio de los estudiantes consultados equiparan precio, calidad y valores éticos como razones de compra de productos por parte de los consumidores.

En resumen, el estudio recoge la opinión de los universitarios y alumnos de programas de posgrado españoles sobre cuestiones como la Comunicación, el liderazgo, o la RSC: la gran mayoría de los futuros empresarios considera necesaria una gestión eficiente de la Comunicación para el éxito de las compañías, y valoran al líder motivador, buen comunicador y con un bajo perfil público.

Pero, algo subyace en este estudio que, a mi entender es muy preocupante:

Sin embargo, gran parte de los entrevistados no tiene claro qué es la Comunicación Corporativa y cuál es su papel en las empresas e instituciones.

Una vez más queda claro que la divulgación sobre la importancia de la comunicación corporativa en la empresa es una asigantura aún pendiente. Esto me recuerda a la génesis de este blog.

grafica

Más del 10% no sabe sobre qué le están preguntando. Un 21, 5% solamente relaciona la comunicación con las acciones con medios de comunicación. Solamente un 4% habla sobre identidad ¿Imagen corporativa, reputación? Señores profesores universitarios, por favor, pongámonos manos a la obra que estos estudiantes tienen el futuro profesional por delante.

Una vez más, agradecer a la agencia “Estudio de Comunicación” el hacernos llegar este estudio.

Fuente: Estudio de Comunicación

Estudio completo

Relaciones entre las empresas y los periodistas (2)

Profundizando un poco en el estudio de la agencia “Estudio de Comunicación”: “Periodistas y empresas. Claves de una relación necesaria” llegamos a las principales conclusiones:

El objetivo de este trabajo y, en especial, de las conclusiones que a continuación se enumeran, es comprender mejor el alcance de la relación periodistas-empresas. En este sentido, pretenden ser un aporte para optimizar el vínculo profesional entre los medios de comunicación y las empresas, contribuyendo así, a un mejor entendimiento. Asimismo, como se dijo al comienzo de este estudio, procuran convertirse en el paso inicial de futuras investigaciones que  complementen y amplíen los resultados aquí obtenidos:

  • El correo electrónico es el canal habitual de comunicación entre el periodista y la empresa y es el que prefieren los profesionales para recibir información. En primer lugar, por su practicidad y, en segundo término, por ser el canal más rápido, dinámico e inmediato.
  • La llamada telefónica y el encuentro cara a cara ocupan el segundo y tercer lugar respectivamente entre las preferencias de los periodistas. Asimismo, la llamada telefónica resulta invasiva para un tercio de los profesionales, de lo que se puede inferir que si la empresa tiene algo interesante para contar y con valor agregado informativo la llamada será bien recibida pero, en
    caso contrario, se convertirá indefectiblemente en una molestia.
  • La nota de prensa es el modo preferido por los periodistas para recibir información de las empresas pero, paradójicamente, lo señalan como el menos creíble. Partiendo de la consideración de que no hay una modalidad informativa que a los periodistas les ofrezca total credibilidad, eligen la conversación personal como la modalidad más creíble.
  • El contenido de las notas de prensa es cuestionado por los periodistas (en especial por los que trabajan en prensa): la minoría contiene información publicable, su contenido es muy publicitario y carece de mentalidad periodística. Estas y otras valoraciones, que se explicitan en este trabajo, son un llamado de atención acerca de la forma en que las empresas confeccionan las notas de prensa.
  • La veracidad, el rigor y exactitud y la actualidad periodística son, para los periodistas, los principales atributos con los que debería contar el material informativo que envían las empresas. Hay consenso entre los profesionales de los distintos medios en que estos son los principales atributos, lo que muestra la existencia de unos criterios de noticiablidad comunes a todos los periodistas.
  • La mayoría de la información que el medio publica sobre las empresas es compartida con otros medios. Quienes generan más información propia sobre las compañías, son los profesionales de los medios impresos.
  • De los materiales informativos que envían las empresas, el informe de prensa es el que los periodistas valoran como más útil.
  • El CEO o Presidente de la empresa es, para los periodistas, el interlocutor más adecuado cuando necesitan una información. No sucede lo mismo con el Director de Comunicación o de Relaciones Institucionales, lo que pone en evidencia la necesidad de reforzar el rol de los encargados de gestionar la comunicación, de modo que sean interlocutores válidos y necesarios en la relación con los periodistas. Otra inferencia sobre esta cuestión es que en la mayoría de las empresas
    todavía no está claramente diferenciada la función entre el Jefe de Prensa y el Director de Comunicación.
  • Si bien para los periodistas las “fuentes propias” son las más creíbles, las que provienen de la propia empresa o institución también son percibidas como confiables.
  • La concurrencia a un evento se justifica en la medida que permita a los periodistas generar información original sobre la empresa o el acontecimiento.
  • El desconocimiento y la no diferenciación del medio es, para los periodistas, el error más común que comenten las empresas cuando organizan un evento. Las excesivas convocatorias es otra de las fallas que señalan.
  • Según los periodistas, la información que brindan los equipos de prensa de las empresas es muy publicitaria y refleja un desconocimiento de los intereses del medio y de sus profesionales.
  • Los periodistas aseguran que no son habituales las acciones coercitivas de parte de las empresas para publicar una determinada información. Asimismo, tampoco es común que los periodistas reciban instrucciones de las empresas sobre el modo de publicar cierta información.
  • La mayoría de los medios no cuenta con una normativa específica que regule su relación con las empresas. En el caso de los medios que la poseen, la mayoría de las veces se aplica.
  • La mayoría de los medios tampoco tiene una política establecida sobre cómo deben proceder respecto de los regalos que las empresas hacen a los periodistas.
  • La posición de los periodistas en relación con los regalos que reciben de las empresas es divergente: una minoría los rechaza, algunos los ven como un reconocimiento y por esa razón los aceptan, y otros los reciben con la condición de que sean regalos de bajo monto.
  • La presión de la hora de cierre y el poco tiempo y escaso espacio para trabajar una información son las principales limitaciones que encuentran los periodistas en su rutina laboral.
  • La información en sí, las preferencias de la audiencia y la línea editorial del medio son los tres aspectos principales que, según los periodistas, influyen en la cobertura de una información.

Fuente: Estudio de Comunicación

Relaciones entre las empresas y los periodistas

En cada módulo de comunicación, cuando hablamos del trabajo de relación con los medios de comunicación y, por supuesto, con periodistas, comentamos la importancia de intentar facilitarles el trabajo teniendo en cuenta su día a día. Ellos reciben cantidades tremendas de datos diarios. Si queremos diferenciarnos y aumentar nuestras opciones de efectividad debemos convertirnos en una fuente segura, transparente, fiable e interesante de contenidos. Hemos comentado mil veces la cantidad de parámetros que debemos tener en cuenta en la relación de nuestra empresa o institución con los MMCC. En el siguiente estudio que nos ha hecho llegar la agencia “Estudio de Comunicación”, podemos profundizar en todos estos aspectos. El trabajo está realizado en Argentina, pero básicamente, los enfoques que presenta son trasladables a nuestro país.

___________________________________________________________________________

Estudio de Comunicación ha presentado en Buenos Aires los resultados del Estudio que ha realizado conjuntamente con la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral: “PERIODISTAS Y EMPRESAS. Claves de una relación necesaria.”. Este Informe es el primero que se realiza en Argentina de estas características tomando como base una investigación similar desarrolla por Estudio de Comunicación en España, Chile y Portugal.

La investigación  se basa en la opinión de 174 periodistas – en su mayoría con puestos de decisión -de distintos medios de Argentina: impresos, audiovisuales, digitales y agencias de noticias. Tiene como objetivo profundizar en el análisis de la percepción de los periodistas sobre la forma en que se comunican las empresas, con la intención, de aportar una herramienta de análisis tanto al ámbito empresarial como al académico.

Estas  son algunas conclusiones que se encuentran plasmadas en el libro: 

–        El 84% de los profesionales de los diarios y el 68% de los que se desempeñan en el mercado de las revistas, valoran el encuentro “cara a cara” como el modo por el cual prefieren recibir información de parte de las empresas.

–        Entre las fuentes orales, el Presidente o Consejero Delegado de la empresa es, para el 44% de periodistas consultados, el interlocutor preferido cuando necesitan una información. En cambio, el 13% considera al Director de Comunicación o de Relaciones Institucionales como el interlocutor más apropiado, lo que pone en evidencia la necesidad de reforzar el rol de los encargados de gestionar la comunicación, de modo que sean  interlocutores válidos y necesarios en la relación con los periodistas.

–        Cuando se les pidió a los entrevistados su impresión sobre la credibilidad de las distintas modalidades informativas que emplean las empresas, el 39% opinó que la entrevista personal es el modo de recibir información que merece mayor credibilidad. Mientras que el informe de prensa es considerado como el material informativo atemporal más útil, seguido por la información estadística, datos y gráficos, las declaraciones y la documentación histórica. También valoran las páginas Web de las empresas como una fuente útil de información.

–        El 25% de los periodistas admite recibir “75 o más” notas de prensa por día; un 23% recibe entre “15 y 30” y a casi un 20%  le llega “menos de 15” comunicados diarios; pero sólo el 8% considera que la mayoría contiene información publicable. Esto podría indicar que su contenido muchas veces se utiliza poco o no se utiliza.

–        Un 84% de los encuestados coincidió en que la información que brindan los equipos de prensa de las empresas es muy publicitaria y refleja un desconocimiento de los intereses del medio y de sus profesionales.  Mientras que la veracidad de la información que reciben es el atributo al que los periodistas otorgan mayor importancia, seguido por el rigor y la exactitud periodística.

–        Consultados sobre en qué reparan cuando les llega una información de prensa, el 37% respondió que en el “interés periodístico”; el 34% en la “empresa o institución que envía la información”.

–        En cuanto a la valoración de los eventos corporativos, la opinión de los profesionales entrevistados está muy polarizada: un 44% estima que son “muy y bastantes interesantes” mientras que un 50% los valora como “poco y nada interesantes”.

–        La mayoría de los profesionales entiende que la participación a un evento corporativo le permite tener “recursos extras para elaborar la información” (82%), “conseguir más información” (80%) u “obtener declaraciones de los protagonistas” (74%). Sin embargo, la mayoría también considera que “la falta de diferenciación del medio y de las personas” (68%) y las “excesivas convocatorias” (62%) son los errores habituales de quienes organizan los eventos corporativos.

Metodología

Para entender la percepción que tienen los periodistas sobre el modo de comunicarse de las empresas, se desarrolló una investigación cuantitativa, que utiliza como instrumento de recolección un cuestionario semi-estructurado.

La población representada está constituida, en su mayoría, por periodistas con puestos de decisión en medios de Buenos Aires y de las principales plazas del interior del país argentino. La forma de selección fue aleatoria sobre un marco muestral conformado por listados de periodistas y estratificado por tipos de medios (impresos, radios, televisiones, digitales y agencias de noticias).

Durante el trabajo de campo fueron contactados 275 periodistas y se obtuvo una muestra final de 174 casos, que respondieron telefónicamente o por correo electrónico a un cuestionario de 44 preguntas.

Fuente: Estudio de Comunicación

“Periodistas y empresas. Claves de una relación necesaria”

Estudio de Comunicación / Universidad Austral (Argentina, 2009)

____________________________________________________________

En el año 2006, Estudio de Comunicación, publicó un estudio de similares características pero centrado en España:

“Periodistas, empresas e instituciones. Claves de una relación necesaria”

Estudio de Comunicación / Demométrica (España, 2006)

SÓLO EL 17% DE LAS EMPRESAS DEL IBEX 35 CUENTAN CON UNA MUJER AL FRENTE DE SUS DEPARTAMENTOS DE COMUNICACIÓN

El análisis refleja que sólo 6 de las 35 organizaciones empresariales que componen el Ibex 35 -el 17%- cuentan con una mujer liderando el departamento de comunicación, un dato que muestra la escasa representatividad de las mujeres al frente de este área. Estas responsables son: Cristina Poole (Abengoa); Blanca Hernández (Bankinter); Esperanza Vázquez (Indra); Ana de Pro Gonzalo (Sacyr Vallehermoso); María Echanove (Corporación MAPFRE) y Mirta Drago (Telecinco).

Las 6 directivas pertenecen a empresas de diferentes sectores, por lo que no existe relación alguna entre el sector de actividad de la compañía. Las empresas de las que forman parte pertenecen a sectores como el bancario, el de comunicación o el de construcción, entre otros.

En contraposición, algo en lo que sí comparten similitudes es el nombre que se le otorga a su cargo: Directora de Comunicación; Directora de comunicación externa; Directora general de Relaciones Institucionales y Comunicación; Directora de Comunicación y relaciones corporativas y Directora general adjunta corporativa de comunicación. En un solo caso el cargo contempla más áreas de actuación: “Directora de relación con inversores, Comunicación, Márketing, e-business y desarrollo corporativo” (Sacyr Vallehermoso).

Más allá, tan sólo una de las 6 profesionales directivas de la comunicación de estas empresas forma parte del Comité de Dirección de la misma (Sacyr Vallehermoso).

Es de destacar también la dificultad a la hora de acceder a la información sobre el departamento de comunicación y sus responsables en las web corporativas. Sólo en algunas páginas web se logra identificar fácilmente el nombre del responsable de relaciones con los medios o de alguien de su departamento, en último caso.

De hecho, y de acuerdo con datos de la Asociación Española de Mujeres Profesionales de los Medios de Comunicación (AMECO), tan sólo un 8% de las féminas que desarrollan su carrera profesional en un medio de comunicación llega a ocupar algún cargo de dirección.

Frente a la escasa participación de la mujer en los órganos de dirección en materia de comunicación en las grandes empresas, llama la atención que casi la mitad de las empresas asociadas a la patronal de agencias consultoras de comunicación ADECEC están dirigidas por mujeres. Concretamente, 14 de las 32 organizaciones que participan en el colectivo están lideradas por mujeres. A pesar de ello, solo una mujer forma parte de su junta directiva.

En el ámbito de las asociaciones sectoriales, nos encontramos datos mucho más diversos. En Dircom, la asociación que engloba a los profesionales que trabajan en el ámbito de la comunicación empresarial o institucional, cuenta con 438 socios inscritos con fecha 2007, de los cuales sólo 179 son mujeres, es decir, un 40% del total. Su junta directiva refleja exactamente esa situación. De los 20 vocales que la componen, 12 son hombres.

Al otro lado de la trinchera informativa, de los 16.927 profesionales inscritos en las asociaciones de periodistas (Federación de Asociaciones de Periodistas de España y Colegi de Periodistas de Catalunya) 9.373, el 55% son hombres, frente a 7.560 mujeres, un 44% del total. También en este caso sus órganos de gobierno reflejan esta situación porcentual.

Fuente: MarketingDirecto.com

Tipos de negociación

La mayoría de los especialistas distinguen tres tipos básicos de negociación:

  • competitiva,
  • de colaboración y
  • de subordinación.

La estrategia competitiva consiste en alcanzar los objetivos de una de las partes a expensas de los intereses de la otra. La de colaboración, en cambio, hace hincapié en lograr metas comunes que beneficien a ambas partes. En tanto, la estrategia de subordinación es aquella en la que una de las partes decide posicionar sus metas por debajo de las de la otra parte con el fin de evitar conflictos.

Dentro de estas tres clases de negociación existen a su vez una gran variedad de técnicas que, de acuerdo a su intensidad, pueden ser clasificadas en: estrategias de bajo riesgo y estrategias de mediano y alto riesgo.

La elección de las estrategias de negociación, además de estar ligada al contexto y al tipo de acuerdo que se pretenda lograr, está vinculada también con la clase de negociador que vaya a utilizarlas.

Según Narisna, los tipos de negociadores más comunes son:

  • El competitivo,
  • el transador,
  • el colaborador,
  • el evasivo y
  • el acomodaticio.

En este sentido, Murro señala que, en esta cultura, la clase de negociación más frecuente es la competitiva, en la que se prioriza, por encima de todo, los intereses propios sin importar demasiado cómo quedará la relación con el otro.

“Es una visión un tanto ‘futbolera’, donde lo que importa es vencer aunque sea con un penal mal cobrado sobre la hora. No es que en determinados casos esto esté mal, sino que elaborar toda una estrategia de negocios en base a esta particular cultura negociadora nos llevará a cometer muchos errores y a poseer mucha gente que no nos mirará con simpatía en la próxima negociación”, explica Murro.

Fuente: INFOBAEprofesional.com