Mi comunidad en Facebook crece ¿inconvenientes…? La maldición de Sísifo

Si una empresa consigue crear una comunidad en Facebook y está crece adecuadamente (no basándose en comprar fans ficticios…  o acumular zombies que ni sienten ni padecen) puede estar satisfecha. Pero ¿Qué inconvenientes tiene manejar grandes números de fans? ¿Verdaderamente generamos en ellos con nuestras acciones el resultado que pretendemos?

Evidentemente todo dependerá de la estrategia que la empresa siga y de lo idóneo de los contenidos. En esta línea PageLever nos aporta algunos datos interesantes que nos hacen ver la dificultad que entraña mantener la participación de los miembros crecientes de una comunidad en Facebook.

Todos nos enforzamos en compartir con nuestros seguidores contenidos que consideramos de interés para ellos… ¿Pero cuántos de ellos ven diariamente esos contenidos?

En la gráfica superior vemos como la interacción de los fans está relacionada con el tamaño de la comunidad. PageLever ha analizado datos de unos 400 millones de fans. Los resultados son bastante concluyentes.

  • Según aumenta el tamaño de la comunidad disminuye el número de gente que ve nuestros contenidos y también el número de impresiones.

Aunque siempre es de envidiar ver comunidades en Facebook con millones de fans, observemos la caída en el porcentaje de visionado diario de contenidos, desde comunidades más pequeñas (entre 1000 y 10000 segidores) con un 9,38%, hasta el 2,79% de las grandes cohortes de supuestos amantes de una marca o empresa (Un 71% menos). La media está en un 7,49% de fans que ven a diario aquello que se publica en la fan page.

Pero más grave  es que una página con 1000 a 10000 fans tenga 6,29  páginas vistas únicas diarias por cada 100 seguidores, mientras que otra con mayor comunidad (más de un millón) solamente alcance  0.,14. Un espectacular descenso del 97,7% (datos correspondientes a la columna de la derecha en el gráfico superior).

Hace algún tiempo, en este mismo blog, comentamos un estudio de Visibli en un post titulado «El comportamiento de los fans en Facebook«. Entre otras cosas, e hilando con el tema de este artículo, se analizaban las reacciones de seguidor de una página ante cada publicación.

Vemos que la interacción del fan (en este caso las veces que marca un «me gusta») según aumenta el tamaño de la comunidad disminuye. Excepción hecha en páginas de artistas y famosos.

Volviendo al informe de PageLever, hay algunos datos que merece la pena remarcar:

  • El mayor porcentaje de páginas vistas provienen de herramientas internas de facebook, como puede ser el buscador. Páginas con 1000 a 10000 fans recibieron un 61,26% de su tráfico a partir de fuentes internas. Ese porcentaje crece hasta 92,61% para las páginas con más de un millón de fans.

Si creemos estos datos es lógico pensar que puede merecer mucho más la pena centrarnos en el posicionamiento interno dentro de la red social que externo, como puede ser el clásico SEO en Google. Pero estos datos merecen que hablemos más en profundidad en otra ocasión.

¿Alguien piensa que los porcentajes de este informe son bajos?

Cualquier que conozca el funcionamiento de las redes sociales y de Facebook en particular no se extrañará nada. Hacerte fan de una página es sencillo y mucha gente no lo hace debido a un interés real por esa marca, puede ser curiosidad puntual o millones de motivos más. La cuestión es que todos después somos perezosos y nunca nos damos de baja (sin tener en cuenta que, obviamente, el mecanismo de funcionamiento de Facebook hace mucho más sencillo seguir que dejar de hacerlo). Este razonamiento tiene como conclusión que un porcentaje respetable de seguidores realmente son «convidados de piedra».

A mayor comunidad, mayor diversidad de seguidores, motivaciones, grado de fidelidad a la marca, etc. De manera que lógicamente es más complicado conseguir los mismos ratios y conlleva mayor carga de trabajo, esfuerzo, creatividad y originalidad. Para que luego oigamos por ahí que esto del social media es gratis y sencillo…  Es lo más parecido que se me ocurre a la maldición de Sísifo

Los autónomos españoles y las redes sociales

Hoy mismo Fundetec ha hecho público el estudio » El Trabajador Autónomo y la Sociedad de la Información 2010« donde podemos profundizar en la relación entre los trabajadores autónomos en España y las Tecnologías de la Información.  Para entender el peso de los autónomos recordemos que en España existían en verano de 2010, 3.126.792 profesionales inscritos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). No olvidemos que, según los datos del DIRCE (Directorio Central de Empresas) del INE para ese mismo año, había 3.291.263 empresas en nuestro país.

Antes de comenzar a hablar de redes sociales, lo lógico es que veamos cuántos autónomos disponen de conexión a Internet como primer paso de acercamiento.

Prácticamente tres de cada cuatro autónomos declaran tener acceso a Internet (72,9%) utilizando mayoritariamente una conexión fija (58,8%), pero también sólo móvil (7,5%) o ambas (6,6%); mientras que algo más de uno de cada cuatro no tienen ningún tipo de conexión (26,4%).

La mayoría de quienes tienen acceso a Internet -tres de cada cuatro autónomos- está conectado hace al menos tres años; el 38,3% la tiene desde hace entre tres y cinco años y el 36,7%, desde hace más de cinco años.

Si hablamos de acciones relacionadas con la comunicación en Internet, podemos ver un segundo paso y saber cuántos autónomos disponen de página web personal.

¿Páginas web?

Algo más de la tercera parte de quienes tienen acceso a Internet (36,4%) manifiestan poseer página web, frente a más de seis de cada diez que no la tienen (61,8%).

¿Para qué usan los autónomos esas webs?

Algo más de nueve de cada diez autónomos poseedores de página web (91,3%) señalan que el principal uso de ésta por parte de sus clientes y proveedores es obtener información de los productos o servicios de su negocio y, a gran distancia, se sitúan otros usos como el establecer contactos con clientes y proveedores (35%), realizar pedidos o reservas (20,1%), pagos (15,1%), enviar o recibir productos o servicios (10,5%) y negociar condiciones de compra o venta (4,9%).

¿Y Redes Sociales?

Casi nueve de cada diez autónomos que tienen acceso a Internet declaran saber o tener alguna noticia de lo que son las redes sociales (87,1%), mientras algo más de uno de cada diez (11,5%) señalan no conocerlas; situación que se da en mayor proporción a medida que se incrementa la edad de los encuestados, de modo que entre los autónomos que tienen acceso a Internet de más de 50 años el porcentaje de quienes desconocen las redes sociales se eleva hasta el 26,7%.

¿Pero las usan?

Algo más de uno de cada tres (37,3%) las utilizan, siendo ese porcentaje superior entre los que tienen menos de 30 años (64,5%) o entre 31 y 40 (46,3%) y, significativamente, inferior, entre los que tienen entre 41 y 50 años (24,5%) o más de 50 (20,3%). No usan redes sociales el 61,9% de los autónomos españoles.

¿Que redes sociales son las más utilizadas?

Facebook, que lo es por casi ocho de cada diez autónomos que utilizan alguna (79,6%). A considerable distancia, se sitúan los que utilizan Twitter (22,3%) y Linkedin (7,6%).

Sinceramente los datos me han sorprendido positivamente ya que muchos de los indicadores superan a empresas de pequeño y mediano tamaño. Por una vez un aliento de optimismo que no nos viene mal.

El estudio es muchísimo más amplio y abarca temas tan diversos como comercio electrónico, equipamiento informático, certificación digital o facturación telemática. Hay materia para pasar un buen rato trasteando: » El Trabajador Autónomo y la Sociedad de la Información 2010«

El comportamiento de los fans en facebook

¿Qué entendemos por compromiso cuando estamos hablando del seguidor de una marca en las redes sociales? Detrás de esta aparente sencilla pregunta se encuentra una de las claves a la hora de ser capaces de generar una comunidad alrededor de nuestra marca. Esta profesión nuestra cada vez se está pareciendo más a la sociología 🙂

Para ayudarnos un poco en este dilema una empresa anglosajona, para variar… ha realizado un estudio sobre el comportamiento de los fans en Facebook (la empresa se llama Visibli). Nos aporta conclusiones bastante interesantes después de haber analizado unos 200 millones de fans de distintos tipos de fan pages:

Todos sabemos que los grandes artístas y cantantes internacionales se encuentran entre los personajes que más legiones de seguidores atesoran, sin embargo no significa que esa cantidad indique un mayor compromiso a priori. El estudio hace referencia a la empresa de automóviles Audi, que dispone de la página en Facebook donde los seguidores se muestran más fieles y activos. Por cada 100 mil fans Audi recibe 228 «me gusta».

El estudio de Visibli (aquí dejo el enlace) confirma que no tiene nada que ver una página de una celebrity con la de una empresa o marca. Estas últimas cuando disponen de menos aficionados tienen una mayor participación per cápita y cuando la empresa aumenta sus seguidores pierde parte de ese compromiso. A los famosos les ocurre lo contrario, según aumentan sus fans aumenta el grado de compromiso. La peor parte se la llevan los medios como vemos en la gráfica inferior.

Aunque el estudio comenta algunos datos más me quedo con un último apunte:  ¿Qué reacciones generan entre sus fans los post en las distintas páginas de fans en Facebook? Los resultados son interesantes:

Si antes veíamos que los famosos conseguían aumentar su compromiso al aumentar sus seguidores, lo que vemos ahora es que siendo líderes en eso del «Me gusta» no consiguen hacer que el fan escriba comentarios. Sin embargo, los medios se llevan el gato al agua en este aspecto y generan más actividad en el material que incorporan a su fan page. En este caso podemos apreciar que las marcas se quedan retrasadas y no logran captar tanto la atención de sus seguidores.

A pesar de tanto ruido ¿Seguimos hablando de lo mismo en redes sociales?

Solamente hace falta darse una rápida vuelta por Internet para escuchar una y mil veces la importancia de las redes sociales y lo fundamental que es para las empresas tener presencia activa. Escuchamos como se afirma rotundamente que la publicidad tradicional no tiene credibilidad y que las recomendaciones de nuestros más cercanos son mucho más fiables. Sí, todo es verdad pero en su justa medida. Parece que sistemáticamente olvidamos que esto del social media es un terreno joven en el que las empresas «soporte» cambian cada día (sobre todo facebook…) y las empresas «anunciantes» buscan modelos que les sirvan de referente, que le ofrezcan ciertas garantias (y de momento no existen respuestas infalibles). Creo que antes de enterrar modelos llamados tradicionales deberíamos pararnos a pensar.

Hoy mismo he podido leer una noticia de eMarketer que comentaba las inversiones publicitarias en EEUU y decía que la inversión en internet es muy inferior comparado con el uso masivo del medio. Exactamente los usuarios dedicaron un 25,2% de su tiempo a los medios a internet, pero ésta sólo se lleva un 18,7% del gasto publicitario total. En internet, sólo se invirtió 0,12 dólares por cada hora de consumo durante 2010. ¿Es una mala noticia? No, la inversión publicitaria en la Red no deja de crecer y está salvando la crisis del sector con mucha elegancia. Pero este dato sirve para ilustrar lo que estaba diciendo, Internet es joven y las cosas llevan su tiempo, más aún cuando se están derribando conceptos tradicionales arraigados. Ya queda menos para igualar los porcentajes de la televisión que consume un 42,9% y se lleva un 42,7% de la tarta publicitaria.

Pero volvamos al asunto: ¿Cualquier empresa tiene las mismas posibilidades si se decide a usar las redes sociales? ¿Los públicos omnipresentes en esas redes hablan de cualquier cosa o no es para tanto y todavía lastramos el contexto tecnológico?

El próximo día 12 de abril E.life presenta su estudio «Una semana en la vida de las marcas en Facebook«. ¿Y de qué marcas se habló entre el 20 al 26 de marzo 2011?. Pues aquí tenemos los resultados por categorías: Internet, tecnología, videojuegos, móviles y smartphones…
¿Y cuáles fueron las marcas con más notoriedad en ese periodo de tiempo? Pocas sorpresas:. Solamente se cuela en el «top ten» una marca de bebidas refrescantes mundialmente famosa.

Hace un año esta misma empresa publicó «Top Marcas en Twitter España«. Veamos qué marcas figuraban en los resultados:

Twitter no es lo mismo que Facebook, sin embargo podemos apreciar bastantes coincidencias en las marcas mencionadas en ambos estudios. Si dejamos a un lado los medios de comunicación (Twitter tiene sus características propias), la tecnología, en sus diferentes facetas, se lleva el gato al agua.

¿Seguimos siendo los usuarios de redes sociales en general un poco «geek«? Todo parece indicar que es así y no carece de cierta lógica simplemente por el medio del que estamos hablando ¿No os parece? Con esto no quiero decir que solamente una empresa que venda cacharrillos tecnológicos puede sacar partido a este fenómeno de la web 2.0, Dios me libre… simplemente me gustaría hacer notar ciertos datos que muestran como el medio va evolucionando pero a su ritmo, y ese ritmo puede no ser el que a muchos les guste; pero las cosas llevan su tiempo y no es conveniente echar las campanas al vuelo con demasiada frivolidad.

El estudio de E.Life detalla los resultados por cada día de la semana analizada y explica las curiosas dificultades para discernir la presencia real de las marcas. Aquí os dejo un pequeño resumen.

Uso de facebook en las empresas españolas del sector TIC

Normalmente me hago eco de estudios o informes sectoriales que pueden aclarar diversos aspectos relacionados con la comunicación o la comunicación online. En su inmensa mayoría, por desgracia, se trata de estudios realizados fuera de nuestras fronteras. En este caso no es así. Mis buenos amigos de AxiCom España han publicado «Encuesta sobre el uso de Facebook en entornos profesionales (Sector TIC)». Para realizar la encuesta se ha entrevistado a más de 75 responsables de marketing y de comunicación de empresas españolas del sector tecnológico.

Este estudio me interesa especialmente porque trata el sector TIC, es decir, empresas dedicadas a las nuevas tecnologías y, por tanto, debemos suponer que hablamos de corporaciones que deben entender el fenómeno de Internet con más facilidad que otros sectores.

La primera pregunta que abordamos es: ¿Tiene su empresa presencia corporativa en Facebook? En cifras redondas, el 65% tiene presencia corporativa en Facebook y un 35% no la tiene. Pero, veamos qué tipo de presencias son las más habituales:

La respuesta tiene miga, sobre todo porque un 16% no sabe diferenciar qué tipo de presencia tiene su empresa demostrando falta de conocimiento de la herramienta, ¿en casa del herrero cuchillo de palo?. Destaca que un 48% se decanta por disponer de una página de fans.

Después de saber el porcentaje de uso de la red social, veamos hace cuánto tiempo que mantiene activa esa inicitiva:

El 42%, la cifra más importante, lleva trabajando en el medio de seis meses a un año. Cabe destacar que más de dos años con presencia activa en Facebook solamente afirma tener un 6% de las empresas encuestadas.

Continuamos. Saber cuántas empresas tienen actividad en una red social es interesante, pero lo más importante es saber ¿Por qué tienen presencia corporativa en Facebook?

La razón principal por la que las empresas tienen presencia en Facebook es para aumentar su notoriedad de marca y para poder interactuar y comunicarse con su público objetivo. También es importante generar leads para aumentar sus carteras de clientes y comunicar promociones.

Entramos ahora en la frecuencia de generación de contenidos. Se pregunta:  ¿Con cuánta frecuencia actualiza tu empresa la información en Facebook?

Los resultados están muy repartidos. Un 27% actualiza contenidos una vez a la semana, un 23% cada tres días y otro 23% diariamente. Ante estos datos se pueden tener distintas opiniones sobre la estrategia de estas empresas. Sin embargo el estudio pregunta a los encuestados ¿cuál sería a su entender la frecuencia adecuada de publicación de contenidos en Facebook sin que el usuario lo perciba como spam?.

  • Al 28% de los encuestados les parece suficiente recibir información una vez a la semana, a un 25% diariamente y a un 22% una vez cada tres días.

Aquí va por gustos y que cada uno opine lo que quiera.

Continuamos viendo la respuesta a una pregunta interesante: ¿Cuál de las siguientes frases resume mejor la actitud de tu empresa respecto a la actividad de comunicación en redes sociales?

  • 42%. Es importante para mi empresa pero sí prevee invertir a corto plazo.
  • 37%. Ya es parte de las actividades de comunicación de mi empresa.
  • 9%. Es importante pero no se ha invertido ni tiempo ni presupuesto de momento, ni se prevee invertir a corto.
  • 9%. No es una prioridad dentro de la política de comunicación de mi empresa.

El estudio aporta algunos datos más que hacen que merezca la pena dedicarle un poco más de tiempo. Aquí dejo un resumen.

Perfil del español que sigue a una marca en redes sociales

Las empresas se interesan cada vez más por ver la mejor manera de sacar provecho del social media. Aunque hemos tratado este asunto desde distintos puntos de vista sigue siendo un tema candente. ¿Verdaderamente se puede sacar partido de este entorno? Echemos un vistazo al estudio de eCircle “Redes Sociales y e-mail marketing en Europa” en cooperación con Mediacom Science. Los datos pertenecen a seis países. Vamos a hablar de los que se corresponden con España y, en concreto, del capítulo 2: Tipología de las Redes Sociales Estructura de uso y motivación.

En primer lugar veamos cómo analiza el perfil del usuario de redes sociales de nuestro país, cuántos perfiles tiene en distintas herramientas, frecuencia de uso y cantidad de contactos por usuario:

El resultado es que el español medio en redes sociales dispone de 2,2 cuentas, tiene unos 69,5 amigos o seguidores y usa las redes varias veces al día hasta en un 69%. Tuenti y Facebook son las redes sociales con mayor porcentaje de usuarios que las usan al menos una vez por semana y las que muestran el mayor número de amigos por usuario. Por lo tanto son las herramientas de mayor efecto multiplicador del mensaje. A bastante distancia del resto de redes como se aprecia en la siguiente gráfica:

El estudio nos ofrece un exhaustivo anáisis de la estructura del usuario español de redes sociales, sexo, edad, nivel de ingresos, estudios. La estructura resultante es muy similar en todos los casos salvo una excepción: Twitter, que tiene la comunidad de usuarios con el nivel educativo más alto.

Bien, llegados a este punto veamos ¿qué es lo que busca el usuario de redes sociales cuando utiliza estas herramientas 2.0?:

Vemos que los intereses del usuario relacionados con la empresa en general no se encuentran entre las principales prioridades aunque alcanzan un porcentaje interesante, el 39% en Facebook, el 51% en Twitter y el 39% de media en redes sociales en general. Pero entonces… ¿Cuál es el perfil del seguidor o fan de una marca?

¿Podemos decir, viendo estos datos, que el potencial alcance de la presencia de las empresas en social media está sobrevalorado? Sigamos adelante y veamos qué hace que ese 25% sea fan de una marca o una empresa y qué espera encontrar en los perfiles corporativos que sigue.

En la parte derecha de este último gráfico vemos lo que la persona espera de la empresa en redes sociales. Las opciones se decantan claramente a todo lo que implique interacción, conversación e intercambio.

Volvemos a ver datos que recalcan el interés del usuario en descuentos y ofertas especiales de la empresa. En esta caso hasta en un 47% (recordamos un reciente post en este mismo blog: ¿Por el interés te quiero Andrés en social media?) Existe coherencia entre el principal motivo por el que un usuario sigue una marca o empresa «quiero estar informado de las novedades de la empresa/marca» y lo que más reclama de un perfil corporativo «siempre publicar las últimas novedades sobre productos, servicios o eventos».

El estudio analiza también temas relacionados con el email y los boletines de noticias y cómo estas herramientas pueden ser vehículos complementarios para alcanzar a nuestros públicos. Por ejemplo: A casi una quinta parte de los usuarios de Internet (11%) solo se puede acceder mediante newsletters.  Y un 89% de los fans y seguidores del perfil de una empresa o marca también son accesibles mediante newsletters.

Para el que quiera seguir profundizando, aquí le dejo el estudio para su análisis.

¡Cuánto nos queda por aprender!

Desde el 2003 tengo el placer de ser director de comunicación de una asociación patronal, como es ANEI, con 500 empresas asociadas y he perdido la cuenta del número de directivos con los que me he reunido. Antes, al dejar mi etapa como periodista, el número de entrevistas realizadas a directivos del sector TIC superaba las 1500 en la base de datos.

Creo que es muestra suficiente como para hacerme una idea del tipo de ejecutivo que tenemos en nuestro país. Evidentemente hay de todo, pero qué habitual es encontrarse todavía a ese personaje que, al recibir unos galones, se comporta como si todo el mundo le debiera pleitesía (sobre todo si adereza su cargo con algún título máster de «postín»). Y eso me recuerda a esa frase que he escuchado últimamente: «Es más sencillo para un emprendedor en EEUU ser recibido por el CEO de una empresa que para un emprendedor español ser recibido por un mando intermedio».

¿A qué viene esto? Esta tarde he tenido el ejemplo directo de cómo debe comportarse un alto ejecutivo de una empresa del siglo XXI y cómo debe ser capaz de transmitir la identidad corporativa de su empresa generando la imagen adecuada en sus interlocutores.  Gracias a la amable invitación de Bassat Ogilvy Comunicación he podido charlar sobre comunicación online y social media con Jim Farley, Group vice president, global marketing, sales and service de la Ford Motor Company. Responsable de toda la política 2.0 que ha llevado adelante la empresa.

Independientemente de lo interesante que es escuchar de primera mano cómo una gran empresa azotada por una grave crisis toma la decisión de invertir en medios sociales millones de dólares, qué hace y deja de hacer, sus lúcidas opiniones sobre redes sociales, facebook y sus sistemas de publicidad (que no utiliza) o twitter (que por cierto no es una herramienta que le vuelva loco), ver cómo es capaz de reconocer errores sin ningún pudor malentendido como vemos por nuestras tierras tan a menudo, o preguntar abiertamente sobre temas de Internet en España escuchando cada palabra de las respuestas con la humildad de un alumno. Creo que la mejor lección que he recibido ha sido ver cómo la naturalidad y humanidad en las formas es, sin duda, la mejor manera de representar a una empresa y de transmitir un mensaje. Por mucho que soy consciente de la forma de pensar norteamericana, no deja de sorprenderme la naturalidad, frescura y ausencia de engreimiento de esta gente. Trabajan, saben que están trabajando y lo hacen con la necesaria humildad del que es consciente que nunca se puede dejar de aprender y que ese conocimiento puede provenir de cualquier parte y de cualquier tipo de persona, sea o no sea de su «casta» ejecutiva.

Siento, por desgracia, que nos queda mucho por aprender en este país nuestro de presuntos sabios endiosados y ejecutivos inaccesibles que hacen de su comportamiento la esencia de su supuesto estatus.

Sinceramente me gustaría creerlo

Recientemente mis buenos amigos de Fundetec han publicado el Informe ePyme 2010 con el apoyo de la Dirección General de Política de la Pyme (DGPYME) del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Se trata de una magnífica radiografía de la penetración y uso de las TIC en la pequeña y mediana empresa española. Se trata de un informe anual de obligada lectura.

Del mar de datos que ofrece me quedo con estos en concreto:

  • En las microempresas, el porcentaje de empresas con conexión a Internet ha aumentado 3 puntos, situándose en el 55,9% en 2010, mientras que en las pymes asciende al 96,2%, un 1,3% más que en 2009.
  • Mientras que el 21,9% de las microempresas cuenta con página web, 0,5 puntos más que en 2009, el porcentaje de pymes que cuentan con esta herramienta se situó en el 58,9%, 1,4 puntos más que en 2009.

En resumen. En España hay una cifra redondeada de 158.000 pequeñas y medianas empresas – entre 10 y 249 empleados – según los datos del DIRCE (Directorio central de empresas) del INE correspondientes a este año 2010 (Lo comenté en otro artículo de este mismo blog). Eso quiere decir que disponen de web corporativa unas 93.000 pymes españolas.

¿A qué viene todo esto?

Bien, se han publicado los resultados del «I Estudio MuyPymes Social Media en la Empresa Española» y me he quedado gratamente sorprendido. Sobre todo sabiendo que no existen estudios de referencia sobre uso de herramientas de social media en la pyme y micropymes españolas suponiendo éstas algo más del 95% del total del tejido empresarial español.

El estudio ha consultado a 517 pymes sobre temas relacionados con el social media y, en particular, sobre su uso de redes sociales:

Nos aporta los siguientes datos llamativos entre otros:

  • El 32% de las pymes españolas tiene página en Facebook
  • El 24% tiene presencia en Facebook y en Twitter

Eso quiere decir que  de las 158.000 pymes españolas existentes aproximadamente, unas 55.500 disponen de página en Facebook y unas 38.000 también presencia en Twitter. No olvidemos que solamente unas 93.000 tienen web corporativa… Aventajados alumnos del mundo 2.0 tenemos que rápido han entendido eso del «cambio de paradigmas», sinceramente me gustaría creerlo.

Evidentemente el estudio de MuyPymes tiene valor y aporta datos interesantes, sin embargo las cifras que nos presenta, al menos a mí, y viendo otros datos de penetración TIC en España se me antojan optimistas.

El estudio se ha llevado a cabo mediante una encuesta online y, dado el objetivo del estudio, eso puede acarrerar lo que los expertos en estudios de mercado llaman «sesgo» (al menos en algunos de sus resultados). Si quieres saber cuantos españoles tienen conexión a Internet en sus casas, no puedes hacer una encuesta online, deberas usar otros sistemas. Lo más ortodoxo hubiera sido utilizar el sistema de encuesta telefónica, por ejemplo.

En resumen, me parece mucho más interesante quedarse con otros datos de este estudio que considero tienen mayor validez y que no es poco: Qué objetivo persigue la pyme con su presencia en social media, qué tipo de recursos humanos destinan para esas acciones o qué importancia da la pyme a las acciones en social media dentro de su política de marketing.

De momento, sigo con las ganas de tener en mis manos un estudio en profundidad sobre la penetración del social media en la pyme y micropyme españolas. Con unos 12 a 18 mil euros se podría disponer de ello ¿A alguien le interesa? Y no estoy ofreciendo mis servicios, simplemente era una pregunta retórica… MuyPymes ha hecho el trabajo con la mejor de sus intenciones, pero quizá debieran ser otras instituciones, públicas, las que entraran en este tema y sacaran a la luz estos datos TIC de las pequeñas empresas. ¿Acaso será que no interesa demasiado? Esto es otra pregunta retórica… Se la pordríamos trasladar al IMADE o la Dirección General para el Impulso de la Sociedad de la Información. ¡Ah! Que ya no se puede, que ya no existen, lástima.

Para que los interesados puedan estudiar ambos informes citados, aquí dejo los enlaces:

«I Estudio MuyPymes Social Media en la Empresa Española»

«Informe ePyme 2010 de Fundetec«

¿Por el interés te quiero Andrés en social media?

En las redes sociales hay cientos de miles de empresas que buscan comunicarse. Pero siempre estamos dando vueltas a qué tipo de empresas obtienen mayor beneficio de su presencia y cuáles son las estrategias más adecuadas. ¿Son el número de fans o seguidores una métrica del éxito de una acción? Cada vez tiene menos peso esa idea afortunadamente. Se busca más que el «fan» de la marca en cuestión interactúe con nosotros. Pero… ¿Interactuar para qué?

1.- Generar notoriedad de la marca simplemente
2.- Por el simple beneficio de establecer «conversación» con su público
3.- Crear prescriptores de marca
4.- Establecer un canal complementario de ventas
5.- Tan sólo generar buzz intentando que sea positivo
6.- Establecer una canal alternativo de atención al cliente
7.- Crear una comunidad de intereses comunes

En fin, seguro que se nos pueden ocurrir muchas opciones más. En esta línea la empresa de comercio electrónico conzumo.com ha realizado una encuesta para conocer cuáles son las razones que les llevan a ser seguidor de una empresa en las redes sociales:

  • El 58% de los encuestos buscan estar informado de las ofertas, promociones y novedades de la empresa
  • El 15% busca beneficiarse de las ofertas y descuentos exclusivos que las empresas lanzan a través de estos medios
  • El 13% afirma sencillamente que el motivo se debe a ser un fiel seguidor de sus productos y servicios
  • Solamente el 6% busca sentirse identificado con la filosofía de la empresa.

También se pregunta en esta encuesta sobre la asiduidad con la que el seguidor accede a los perfiles de las empresas:

  • El 62% declara que visita las páginas o perfiles de éstas empresas a diario
  • El 29% sólo cuando realmente hay algo que les interesa o les parece importante
  • Sólo el 3% afirma que no las visita casi nunca

A finales del pasado año, ExactTarget, también publicó un estudio en el que se comentaban aspectos similares pero centrándose en Facebook:

  • Recibir descuentos y promociones (40%)
  • Mostrar el apoyo a una empresa a los demás (39%)
  • Conseguir un regalo promocional (36%)
  • Estar informado de las actividades de la compañía (34%)
  • Estar al tanto de los próximos productos (33%)
  • Por otro lado, los motivos que menos llevan a hacerse fan son aprender más acerca de la empresa (21%) o relacionarse (13%).

Todos estos datos hablan más cada vez más del interés directo del usuario por obtener un beneficio de su fidelidad y menos de otros intereses más informativos. Aquello tan manido de «por el interés te quiero Andrés» también funciona bien en el entorno de la web 2.0…

Vaya un ejemplo vivido en primera persona: Unos buenos amigos han abierto hace poco un comercio electrónico (Dejadme hacerles algo de publicidad 🙂 Calzados Payma) y, por supuesto, crearon su fan page en facebook y acciones en social media en general. Utilizaron como eje central de su estrategia las ofertas (muy interesantes por cierto) y obtuvieron el día anunciado de su estreno más de dos mil visitantes únicos y una «caja» muy interesante.

Todo esto está muy bien cuando somos una empresa que vende algo y que puede hacer descuentos, promociones u ofertas. Parece que el camino se hace más sencillo, más directo. ¿Pero y si nuestra empresa se dedica a otra cosa? Entonces, amigo mío, toca estrujarse algo más la molleraal menos si queremos aprovechar nuestra «legión de seguidores», de la que no sabemos muy bien cómo sacar partido, y demostrar que nuestro esfuerzo genera un retorno de la inversión más allá de conformarnos con la notoriedad. No olvidemos nunca que la comunicación, como todo en la empresa, busca el aumento del beneficio al final del ejercicio. Como me decía un profesor de finanzas: «Lo que no son cuentas, son cuentos».

Quizá una visión más amplia del uso del social media ayudase. Otro día hablaremos del concepto de Social CRM a ver si encontramos respuestas a estas afirmaciones...